/

Tuxcacuesco; municipio rulfiano donde se buscan desaparecidos

Fotografía: Especial (Archivo)

La similitud entre Tuxcacuesco y el mítico pueblo de Comala es más profunda de lo que salta a la vista, pues a partir del año 2011 comenzaron a habitar el pueblo las sombras de personas que desaparecieron como si no existieran. Y es que el municipio rulfiano destaca por el alto índice de desapariciones forzadas.

Por: Darinka Rodríguez

Autlán de Navarro, Jalisco. 24 de agosto de 2021. (Letra Fría) “Fui a Tuxcacuesco porque me dijeron que acá vivía mi padre, un tal Pedro Páramo”… dicen que así rezaba el inicio del primer manuscrito de la emblemática novela Pedro Páramo, del escritor jalisciense Juan Rulfo. Este municipio ubicado en la región Sierra de Amula, fue un lugar clave en la infancia de Rulfo; un pueblo formado por numerosas hileras de casas con techo de teja, donde habita gente amable y hospitalaria, que vive en aparente calma, custodiada por los macizos montañosos de la Sierra de Manantlán. 

(Foto: Especial)

La similitud entre Tuxcacuesco y el mítico pueblo de Comala es más profunda de lo que salta a la vista, pues a partir del año 2011 comenzaron a habitar el pueblo, las sombras de personas que desaparecieron como si no existieran. Y es que en este municipio de apenas  4 mil 229 habitantes, del año 2011 al 2015 desaparecieron 21 personas, de las que hasta la fecha se desconoce su paradero. 

Este próximo lunes 30 de agosto, se conmemora el Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas, y el panorama en Jalisco no es nada alentador: actualmente el estado es el primer lugar a nivel nacional en materia de desapariciones, con una cifra de 13,392 personas desaparecidas, de acuerdo con información del Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No Localizadas. Al analizar los datos en proporción al número de población, se reveló que los municipios que lideran esta problemática en el estado son Santa María del Oro, San Martín de Bolaños y Tuxcacuesco. 

Sin embargo, Tuxcacuesco no es el único municipio de la región con un alto índice de desapariciones forzadas. De acuerdo con dos mapas estadísticos elaborados por la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco, en la Región Sierra de Amula hay otros dos municipios con una alta tasa de personas desaparecidas: se trata de los municipios de Autlán de Navarro y El Grullo

Según la información del Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No Localizadas, herramienta de búsqueda e identificación a cargo de la Fiscalía General de la República, en el periodo comprendido entre 2010 y 2018, el municipio de Autlán de Navarro registró 59 reportes de personas desaparecidas. Por su parte, el vecino municipio de El Grullo reportó un total de 29 desapariciones durante el mismo periodo.

2011-2015 la explosión de desapariciones en Jalisco 

El 21 de diciembre de 2010 la Asamblea General de Naciones Unidas, declara el 30 de agosto Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas, y a partir del 2011 los países comienzan a conmemorarlo. 

Es precisamente a partir de este año que una crisis de seguridad en Jalisco, provoca una ola de desapariciones en las regiones Sierra de Amula y Costa Sur del estado. No es coincidencia que de los seis municipios con mayor número de personas registradas como desaparecidas en ambas regiones –, el  83% de sus registros sean de personas desaparecidas a partir del año 2011 y hasta el 2015. 

Del 2012 al 2015 el narcotráfico sumergió a Jalisco en un estallido de violencia sin precedentes. La semilla que el Cártel Jalisco Nueva Generación había sembrado durante la gestión del gobernador Emilio González Márquez, germinó gracias a la entrada de Aristóteles Sandoval al gobierno de Jalisco. Toda esta coyuntura permitió el crecimiento del narcotráfico en el estado, y el desplazamiento de las células de otros cárteles que ocupaban parte del territorio de Jalisco, y se ubicaban especialmente en los municipios costeros de Casimiro Castillo, Villa Purificación y La Huerta. 

De hecho, dos de estos municipios de la Costa Sur de Jalisco, Casimiro Castillo y La Huerta, también figuran con un alta tasa de desapariciones en el mapa estadístico de la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco, con 29 y 43 personas registradas como desaparecidas respectivamente. Del total de personas desaparecidas en estos municipios el 93% de los registros pertenecen a hombres y el 7% a mujeres. 

¿Los encontraremos pronto?

En el 2019 el actual gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez presentó una Estrategia Integral para la Atención a Víctimas de Desaparición, a la cual prometió dar seguimiento hasta la culminación de su mandato. Entre las acciones contempladas en dicha estrategia el gobernador destacó la creación de la Fiscalía Especializada en Personas Desaparecidas, para brindar atención temprana a los familiares de los desaparecidos. Además de realizar un mapeo de las zonas de mayor incidencia para fortalecer los trabajos de prevención, el fortalecimiento de capacidades y recursos humanos y materiales a centros regionales.

Sin embargo es fecha que esta estrategia integral aún no permea en los municipios del interior del estado. Ahí, en la tierra que inspiró a Rulfo, Tuxcacuesco, los desaparecidos aún no regresan, ni vivos, ni muertos.

Ma/Ma

*Queda prohibida la reproducción total o parcial. El contenido es propiedad de Letra Fría*

Egresada de la Licenciatura en Periodismo del Centro Universitario del Sur de la Universidad de Guadalajara. Colaboró como reportera para Radio Universidad de Guadalajara Ciudad Guzmán, y en el periódico mensual El Puente. Apasionada de las letras y la defensa de los Derechos Humanos.

Deja una respuesta