Parque Alameda, en Autlán, Jalisco. (Foto: Esther Armenta)

Violencia y desempleo: principales causas de trastornos mentales en Autlán

en Investigaciones Especiales/Salud

En 2018, los tres principales padecimientos en los pacientes de CISAME Autlán fueron trastorno del humor, ansiedad generalizada y trastornos de pánico e hiperactividad.

Por: Esther Armenta

Autlán de Navarro, Jalisco. 30 de enero de 2020. (Letra Fría) Autlán de Navarro es una sociedad insana a causa de la violencia y el desempleo. La atención brindada por el Centro Integral De Salud Mental (CISAME) Autlán ha revelado que los padecimientos mentales se presentan en toda la población a partir de los 5 años y hasta la vejez.

En 2018, la dependencia estatal dio atención a 3 mil 170 pacientes en la cabecera municipal. Las cifras de 2019 aún no están disponibles.

La definición de salud mental propuesta por la Organización Mundial de la Salud (OMS) habla de “un estado de bienestar en el cual el individuo es consciente de sus propias capacidades, puede afrontar las tensiones normales de la vida, puede trabajar de forma productiva y fructífera y es capaz de hacer una contribución a su comunidad”.

CISAME Autlán atiende a otros municipios de la región Sierra de Amula y parte de la Costa Sur, pero el mayor número de consultas se concentra en habitantes de Autlán, de acuerdo con Leonor Guerrero Córdova, coordinadora de la institución.

El desarrollo de enfermedades mentales está ligado a factores psicosociales; Leonor Guerrero afirma que en Autlán la violencia, desempleo y consumo de drogas son gestores de estas enfermedades:

“Los factores psicosociales como la violencia, consumo de sustancias —que es alto en la región— y también problemas sociales, económicos y la falta de empleo son circunstancias que contribuyen a que se unan todos los elementos y puedan detonar en un trastorno mental”.

En 2018, los tres principales padecimientos en los pacientes de CISAME Autlán fueron trastorno del humor, ansiedad generalizada y trastornos de pánico e hiperactividad.

De los más de 3 mil pacientes durante ese año, 2 mil fueron mujeres, ocupando el primer lugar en consulta. En el caso de los varones, declaró Guerrero Córdova que “no acuden a consulta para esta y otras cuestiones de salud”.

Respecto a los factores determinantes en la presencia de estos padecimientos, el panorama municipal es desolador. La última actualización en violencia intrafamiliar, evidenciada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), es de 2012; en ella se muestran 759 presuntos delitos registrados como violencia familiar con intervenciones de la policía municipal; equivalente a 2 reportes de agresión familiar por día.  

En relación con la salud mental y la falta de empleo, la OMS declara que “el desempleo es un factor de riesgo de problemas mentales, mientras que la obtención de un empleo o la reincorporación al trabajo ejercen efectos protectores”.

En 2015, Autlán de Navarro tenía una población de 60 mil 572 habitante, de los cuales, 23 mil 686 fueron catalogados como población ocupada según la última actualización hecha por INEGI; solo el 39 por ciento de su población tenía un empleo en ese año.

La responsable de CISAME definió a la región que atiende como una sociedad insana, percepción compatible con el actual contexto nacional, aseguró.

“De acuerdo con un estudio en 2010, no somos una sociedad mental. No somos de las regiones que tengan buena salud mental, hay alta prevalencia en problemas mentales y esta prevalencia es algo que se ve a nivel nacional”.

El estudio referenciado por Leonor Guerrero es la Encuesta directa Jalisco 2010, año en que Autlán aún pertenecía a la región Costa Sur del estado.

En los datos compartidos por dicho análisis, los municipios de Costa Sur se ubican en el tercer lugar en casos de depresión con una tasa de 570 por cada 10 mil habitantes; solo por debajo de región Ciénega y región Norte.

La presencia de trastornos mentales colocó a estas localidades en el primer lugar de suicidios potenciales con 170 casos por cada 10 mil habitantes en 2010.

En el caso de la depresión, se trata de una enfermedad que puede ser hereditaria y causa de suicidio; sin embargo, Guerrero Córdova asevera que el suicidio no es la única causa de muerte producto de trastornos mentales.

“La depresión, si no se atiende, está altamente vinculada con enfermedades crónico degenerativas, directamente no podemos decir que solo el suicidio, que viene relacionado con trastornos mentales. Hay otras enfermedades si hablamos del consumo de sustancias, por ejemplo: el alcohol y las drogas traen trastornos mentales relacionados con trastornos físicos y la base de estos tiene que ver con circunstancias que no se atienden en la historia de vida de estas personas”.

La Encuesta directa Jalisco 2010 indica que esta misma región se posiciona en el cuarto lugar a nivel estatal por el consumo de alcohol, la prevalencia es de 1100 por cada 10 mil habitantes.

Actualmente los riesgos psicosociales y prevención del suicidio ocupan el tercer lugar en la lista de los siete problemas de salud pública en el municipio, según información compartida por Consejos Municipales de Salud.

LL/LL                                                                                                                                       

*Se autoriza su reproducción siempre y cuando se cite claramente al autor y la fuente. Se prohíbe su reproducción si es con fines comerciales.

Periodista egresada de la Licenciatura en Periodismo en el Centro Universitario del Sur de la Universidad de Guadalajara. Tiene afinidad al periodismo narrativo. Colaboradora en Letra Fría desde 2017 y reportera a partir de mayo del 2019.

Deja un comentario

Latest from

Hacia Arriba Inicio