//

“¡Con 42 pesos no se puede desayunar, comer y cenar, señor presidente!”

Estudiantes de la normal rural de Mactumactzá, en Chiapas, marcharon en la Ciudad de México para exigir que se respete el modelo de las normales rurales y que el gobierno retire los cargos contra sus compañeras y compañeros detenidos y liberados bajo proceso en mayo pasado

Por: Belén Kemchs/ Pie de Página

Estudiantes de la normal rural de Mactumactzá, localizada en Chiapas, marcharon este viernes en la Ciudad de México. Exigieron que el gobierno retire todos los cargos contra sus compañeras y compañeros detenidos y liberados bajo proceso en mayo pasado; y conmemoraron la represión que sufrió esta escuela hace 18 años, el 5 de agosto de 2003. 

A mediados de mayo,  medio millar de policías antimotines desalojó a  los estudiantes, quienes se manifestaban por séptimo día consecutivo para exigir al gobierno de Chiapas la aplicación presencial del examen de admisión para el ciclo escolar 2021-2022.

Y es que en el contexto rural, la aplicación del examen vía virtual pone en enorme desventaja a los jóvenes de las comunidades más marginadas, precisamente quienes más necesitan el ingreso a las normales rurales.

En aquella ocasión, en marzo pasado, algunas estudiantes fueron víctimas de agresiones y tocamientos por parte de policías. Estas agresiones continúan impunes. Hasta la fecha 95 estudiantes siguen bajo proceso. 

Hace unos días, el presidente Andrés Manuel López Obrador criticó el autogobierno que existe en las escuelas normales rurales del país. Acusó que los  comités estudiantiles controlan el dinero que devenga el gobierno federal, y determinan quién es el director, los administradores educativos. 

Por ello, López Obrador propuso que para resolver los conflictos que hay en las normales rurales, el recurso se otorgue directamente a los estudiantes de manera individual y ellos determinen dónde renten y coman.

Los egresados de las normales rurales de todo el país se han pronunciado en contra de la medida propuesta por el presidente.

El presupuesto asignado por cada estudiante en una normal rural es de unos 40 pesos diarios para tres comidas. Sin el trabajo y la organización colectiva, así como los dormitorios, con ese dinero los estudiantes no podrían mantenerse en sus estudios.   

*Publicación original en el sitio oficial de «Pie de Página». Este medio de comunicación pertenece a la Alianza de Medios de la que también forma parte Letra Fría.*

Egresada de la Licenciatura en Periodismo del Centro Universitario del Sur de la Universidad de Guadalajara. Colaboró como reportera para Radio Universidad de Guadalajara Ciudad Guzmán, y en el periódico mensual El Puente. Apasionada de las letras y la defensa de los Derechos Humanos.

Deja una respuesta