DesKUBRIendo el cine | Doctor Sueño

Por: Braulio Covarrubias

Autlán de Navarro, Jalisco. 29 de octubre de 2020. (Letra Fría) Varios años después de los incidentes en el hotel Overlook, Dann Torrance creció, ya no es el niño que deambulaba en su triciclo en los pasillos de ese inhóspito lugar en 1980. Dany descubre que no es el único que cuenta con el resplandor e incluso hay quien lo desarrolló más: Abra Stone, una niña que está dispuesta a luchar contra las fuerzas malignas.

El resplandor de Stanley Kubrick para muchos es considerada una de las mejores películas de la historia, con una dirección tan perfeccionista que marcó cómo hacer el cine para muchos. Doctor Sueño es la secuela de esta historia basada en la novela de Stephen King, es dirigida por Mike Flanagan e interpretada por Ewan McGregor (Dan Torrence), Kyliegh Curran (Abra Stone) y Rebecca Ferguson (Rose).

El principal aspecto que falla en la película es tratar de igualarse al resplandor de Kubrick, el director usa demasiadas referencias al resplandor y hasta un punto se siente que busca imitar lo que ya fue hecho en 1980, está bien hacer referencias para conectar con la película anterior, pero para el último acto, en el Overlook se sienten un poco a copia de la primera entrega, lo más rescatable es la charla que tiene Dan con su padre Jack quien ya es parte del hotel, un poco como lo que vivió Jack años atrás.

En comparación de “Eso Capítulo dos”, Doctor sueño logra cumplir en mayor medida en ser una película de horror del universo de Stephen King ya que las dos fueron producidas por Warner Bros, estrenadas en 2019 y ambas son secuelas.

A Pesar de tener personajes innecesarios o que pierden importancia no se vuelve una película aburrida, tiene momentos en la historia que se vuelve emocionante para el espectador y estos son cuando el director no busca parecerse a la película de los 80s, en un reto difícil, Kubrick dejó la vara muy alta para una secuela, comparándola con la primera parte Doctor Sueño se vuelve más débil.

El hecho de que muestren el resplandor de las personas como un superpoder más que como una habilidad cambia muchas cosas, el concepto mismo de resplandecer cambia completamente. Muchas escenas de la película son más por recurrir a la nostalgia de los 80s que por dar una nueva historia, por ejemplo, cuando Dan busca empleo, la oficina es demasiado similar a la de Jack en 1980, en el hotel, los pasillos inundados de sangre, la persecución de Rose hacia Dan es casi igual a la de Jack y Wendy.

*Los medios de comunicación, blogs, sitios web, grupos, perfiles o páginas de Facebook que deseen compartir nuestro contenido en sus plataformas, deberán solicitarlo por escrito a Letra Fría. No basta con citar la fuente y al autor, su reproducción total o parcial debe ser autorizada de forma expresa*.

MA/MA

Deja una respuesta