DesKUBRIendo el cine | ESO: capítulo II

Foto: (Especial)

Esta ocasión, Braulio Covarrubias nos comparte su opinión sobre la secuela de IT, película de terror que llegó a los cines el año pasado.

Por: Braulio Covarrubias

Autlán de Navarro, Jalisco. 21 de octubre de 2020. (Letra Fría) La segunda entrega del payaso más tenebroso llegó a los cines en 2019. La película retoma la historia de un grupo de chicos que se enfrentan a una entidad diabólica en forma de payaso, pero ahora, 27 años después, nuestros protagonistas ya no son niños; crecieron y se alejaron de Derry, su pueblo natal, aunque un viejo juramento los hace volver para enfrentarse a Pennywise.

A veces, las secuelas son necesarias, a veces la comedia para suavizar el terror también lo es y a veces se espera que las segundas parte sean mejores que la anterior. En esta película no son esas veces, a la hora de comparar esta segunda entrega con su antecesora, la veo muy débil respecto a todo lo que mostraron en la anterior.

 Tenemos al grupo de amigos, más maduros, sin tantos miedos, eso muestra un punto a favor y por consiguiente el espectador pensaría que dará más miedo; no es lo mismo asustar a un grupo de chicos que a uno de adultos, pero es algo que deja mucho a deber por ser una película de terror.

En la primera entrega los chistes y los sustos estaban equilibrados, un grupo de niños obviamente bromea, pero en esta segunda parte noté tan innecesarias las bromas,  te hacían no tomar en serio los sustos. Las entidades que aparecen en la película no provocan nada de miedo.

Una de las cosas más débiles que tiene esta película es que no muestran una hermandad entre el grupo de amigos como en la primera, se ven dispersos y esto se ve reflejado en el uso insistente del director en recurrir a los actores de la primera película.

Tomando en cuenta que la primera cinta fue estrenada en 2017 y está dos años después, se vuelve difícil percibir la evolución de los personajes y su cambio de niños a adultos, e incluso es un poco cansado ver al mismo personaje de niño y de adulto en la misma situación.

La primera película fue mejor que su secuela, lo más rescatable de ésta fue su elenco y algunos puntos que sí te hacen recordar que ves un film de terror.

 LL/LL

*Se autoriza su reproducción siempre y cuando se cite claramente al autor y la fuente. Se prohíbe su reproducción si es con fines comerciales.

Deja una respuesta