/

El antiguo Colegio Josefino en San Gabriel, Jalisco

 Juan Rulfo en San Gabriel, 1923. Foto colección de Edmundo Villa de la Mora.

José de Jesús Guzmán Mora, cronista de San Gabriel, Jalisco, escribe acerca de la creación del antiguo Colegio Josefino, lugar donde estudió parte de su educación primaria  el pequeño Juan Rulfo.

San Gabriel, Jalisco-. Que nadie se confunda: Juan Rulfo, nació el 16 de mayo de 1917 en la hacienda de Apulco, municipio de Tuxcacuesco, Jalisco y así lo han ratificado sus descendientes; fue registrado y bautizado en Sayula, Jalisco donde se conservan las actas respectivas.  Vivió en la población de San Gabriel, Jalisco, hasta los 10 años en compañía de su madre María Vizcaíno Arias y su abuela materna, doña Tiburcia Arias Vargas.

Por la calle Hidalgo a espaldas del templo parroquial de San Gabriel, existe la casa que era propiedad de don Juan Nepomuceno “Cheno” Pérez Rulfo y de doña María Vizcaíno Arias y que, pasado el tiempo, pasaría a ser propiedad de la señora María Eva Pérez-Rulfo Vizcaíno, quien a su vez, la vendió al señor Antonio Díaz Lepe, propietario desde 1955, hoy ya fallecido.

Anuncios

JRA PROMOTORES INMOBILIARIOS

La casa actualmente permanece cerrada.

En esta casa, el 22 de enero de 1922, nació María Eva, la menor de la familia. En 1923, Juan Rulfo ingresó a la escuela primaria en San Gabriel. En 1924, se cambió al Colegio de las Monjas Francesas de la Orden de las Josefinas, que provenían de Colima. 

Anuncios

APYSA

Juan Rulfo. (Foto: Especial)

Historia breve

Una obra importante en el aspecto educativo, fue la que emprendió el señor Cura don Yreneo Monroy, administración 1917-1936, ya que en febrero de 1922 la Orden Francesa de las Madres Josefinas, en camino a México y no habiendo clausurado el Colegio de Colima, decidieron establecerse en San Gabriel, Jalisco, por invitación del Cura Monroy, en el edificio de la antigua Casa de Ejercicios Espirituales, construida en 1882 junto al templo del Santuario Guadalupano, colegio que fue autorizado verbalmente y por escrito por Mons. Francisco Orozco y Jiménez, Arzobispo de Guadalajara.

La reverenda madre Sor María de la Paz Navarro de la Mora, fue la primera directora del citado colegio. 

Anuncios

Cuipala

Los trámites

Los trámites para establecer dicho instituto fueron iniciados desde julio de 1921, por el Párroco don Yreneo Monroy, tal como lo asevera la siguiente correspondencia:

AL MARGEN: “Al Ylmo. y Rvmo. Sr. Arzobispo pidiendo su aprobación para el establecimiento en ésta del Colegio Josefino”. 

DENTRO: “Al margen un sello que dice: Parroquia de S. Gabriel. Junio 21-1922. Arzobispado de Guadalajara. Dentro del margen. Ylmo. y Rvmo. Sr. Arzobispo Dr. y Maestro, D. Francisco Orozco y Jiménez. Guadalajara”.

“Ylmo. y Rvmo. Señor: 

La solicitud que personal y verbalmente hice a Su Señoría Ylustrísima en los primeros días de julio próximo pasado y que su Ylustrísima me concedió en la misma forma para gestionar que religiosas josefinas vinieran a regentear un Colegio de Niñas en esta población, la confirmo por escrito con la presente, manifestando a S. S. Ylma., que de acuerdo con los principales vecinos de este lugar, y para atender debidamente el sostenimiento del Colegio, he arreglado por conducto de la R. M. Sor María de la Paz Navarro, con el Centro de la Hermandad Josefina, la fundación del deseado Colegio.

Este asunto retardó hasta febrero del presente año, por no haber aceptado la condición de dar anualmente veinticinco pesos a cada una de las Hermanas, pero ya en el mencionado mes, vino a esta la R. M. Navarro, quien por acuerdo de los vecinos ya dichos y mío, gestionó y consiguió que en lugar de veinticinco pesos fueran doce. 

El personal docente que estaba en camino para México, por no haber clausurado el Colegio que tenían establecido en Colima, se vino a esta, enseguida como lo comuniqué oportunamente a S. S. Ylma., con fecha 17 de febrero del corriente año. Las bases que en mi oficio de la misma fecha prometí mandar a S. S. Ylma., las remito hasta ahora por haber tropezado al principio con graves dificultades que G. a D. Ntro. Señor, se han vencido y han sido aprobadas y firmadas por las personas más caracterizadas de este lugar, sujetándolas ahora al superior dictamen de S. S. Ylma.

También adjunto un ejemplar del Convenio y las Bases en que la Hermandad Josefina hace las fundaciones de colegios, y pide el Vo. Bo. de S. S. Ylma., las que no podía mandar sin ir acompañadas de las formuladas en esta. Por la grandísima necesidad que esta parroquia tiene de un Colegio verdaderamente católico, para guiar a la juventud y con su ejemplo a la sociedad entera, muy atenta y respetuosamente suplico a S. S. Ylma., se digne confirmar o conceder la debida aprobación para la fundación de este Colegio, si así lo juzgare conveniente. Es gracia que humilde y respetuosamente solicito. Dios Ntro. Señor guarde muchos años la importante vida de S. S. Ylma. y Rvma. 

San Gabriel, a 21 de junio de 1922. Yreneo Monroy”. 

Rúbrica).

Las madres del Colegio Josefino

El personal del colegio, formado por siete religiosas, entre ellas, la Madre Mendiola  y las hermanas Sor Paz y Sor Mercedes Margarita Navarro de la Mora, se encargó de la educación de las niñas de la localidad y, al mismo tiempo, del aseo y la atención de la sacristía en el templo del santuario; permiso que, solicitado por don Ireneo Monroy, fue otorgado por el Arzobispo Orozco y Jiménez en los siguientes términos:

(“…) concedo que las Religiosas Josefinas que tienen su Colegio en la casa anexa, se encarguen del Santuario en el sentido que Ud. indica, o sea en lo relativo al aseo y servicio de la Sacristía; que los Sacerdotes de esa Parroquia, por turno atiendan el culto divino en dicho Santuario; que se tenga el Sagrado Depósito bajo la vigilancia de Ud. y que, para que no falte la Misa los días festivos, tenga la licencia de binar. Dios Ntro. Señor guarde a Ud. muchos años. Guadalajara, 3 de mayo de 1922. 

† Francisco Arz. de Guad.”.

(Rúbrica).

Personal del Colegio de la Orden Francesa de las Madres Josefinas en San Gabriel con el señor Cura don Yreneo Monroy, San Gabriel, 1923. Foto: Edmundo Villa de la Mora.

El confesor ordinario de las religiosas Josefinas

A Monroy Nuño se le nombró, por un trienio, confesor ordinario de las religiosas josefinas el 28 de junio de 1922, en los siguientes términos:

AL MARGEN. “Un sello que dice: “Franciscus Orozco et Jiménez Dei Etap. Sedis Gratia Archiepiscopus de Guadalajara”. 

DENTRO: “Sr. Cura D. Yreneo Monroy. San Gabriel, Jal.- 

“Mereciendo la confianza de esta S. Mitra, por el presente lo nombro Confesor Ordinario, por un trienio, de las Religiosas Josefinas, residentes en esa Parroquia de su digno cargo; esperando que trabajará como siempre lo ha hecho, con la mejor voluntad por la gloria de Dios y la salvación de las almas. La R. M. Superiora, a quien se servirá Ud. entregar la comunicación adjunta, le dará los informes que necesite para el mejor desempeño de su cometido. Dios Ntro. Señor guarde a Ud. muchos años. Guadalajara, 28 de junio de 1922”.

† Francisco Arz. de Guad.”.

(Rúbrica).

Juan Rulfo estudió en el Colegio Josefino

En noviembre de 1923, se estableció también, en el mismo colegio, la educación de los niños de 1° a 5° grados que atendieron las Madres Josefinas.  En dicha corporación cursaría los primeros grados escolares, de 1924 a 1926 aproximadamente, el niño Juan Nepomuceno Carlos Pérez-Rulfo Vizcaíno, hoy conocido como Juan Rulfo. 

La prueba fehaciente del establecimiento de ese Colegio para Niños, es la siguiente:

“Ylmo. y Rmo. Sr. Arzobispo Dr. y Maestro, D. Francisco Orozco y Jiménez. Guadalajara. 

Tengo el honor de comunicar a S. S. Ylma., que con el Auxilio Divino, he logrado establecer contigua al Colegio de Niñas, una Escuela para Niños que comprende desde el 1° al 5° años escolares dirigido por las mismas Religiosas Josefinas que están al frente del Colegio de Niñas; con el único y exclusivo fin de impulsar más y más no solo la instrucción, sino la educación verdaderamente cristiana de la niñez y para el bien de la futura sociedad. 

Para lo cual, y para el Colegio de Niñas que, gracias a Dios, continúa sus labores, de una manera especial, atentamente suplico a S.S. se digne dar su bendición pastoral. Dios Ntro. Señor guarde la importante vida de S. S. Ylma. y Rvma. 

San Gabriel, noviembre 17 de 1923. 

Yreneo Monroy”.

 (Rúbrica).

Desafortunadamente el Colegio de la Orden Francesa de las Madres Josefinas, se vio obligado a cerrar sus puertas el 2 agosto de 1926, motivado por la difícil situación al iniciar la Guerra Cristera, que se prolongó de 1926 a 1929.

Los compañeros de colegio

Son varias las personas que se acuerdan perfectamente de la niñez de Juan Rulfo; existen testimonios de su infancia, entre ellos el de un compañero de escuela y colegio don Saturnino Ramos, quien acostumbraba pasar sus vacaciones en San Gabriel.

Este personaje identificó a Juan Rulfo y a Severiano de entre la chiquillada que aparecen con el Párroco don Ireneo Monroy Nuño y las religiosas de la Orden francesa de las Madres Josefinas, en una fotografía. 

El colegio cerró sus puertas en 1926 debido a la cristiada. Muchos de sus compañeros y él mismo tuvieron que ingresar a la Escuela de la Maestra Pudenciana Cervantes Chávez. 

Otros usos

En el mes de noviembre de 1939, el señor Cura don Salvador Santacruz Macías,  formó con algunos vecinos de San Gabriel, una Junta Privada de Beneficencia, con la idea de reconstruir la Casa de Ejercicios Espirituales para dedicarla a hospital, ya que por encontrarse en ruinas estaba en peligro de ser enajenada. Dicha asociación estaba formada de la siguiente forma:

  • Don Antonio F. Corona Curiel, como Presidente.
  • Don Longinos Montes de Oca Santana, como Secretario. 
  • Don David Villa Fregoso, como Tesorero. 

La finca fue otorgada en calidad de préstamo a la Junta de Beneficencia, bajo la condición de que se dedicara a hospital, y no a otra cosa. 

Personaje altruista, Don Fidencio Ramírez Ramos

Don Fidencio Ramírez Ramos, personaje altruista del pueblo de San Gabriel, Jalisco, y radicado en México, D. F. como Jefe de la Policía del Distrito Federal, se ocupó de amueblar y sostener, durante la época de los años cincuenta, el pequeño hospital que se instaló en la antigua Casa de Ejercicios Espirituales, junto al templo del Santuario Guadalupano.

El señor Cura don Florencio Toscano López durante los años de 1942 a 1945, trató por todos  los medios de reconstruir y transformar en hospital la antigua Casa de Ejercicios Espirituales para que sirviese como colegio trayendo a las Monjas Religiosas del Sagrado Corazón, cosa que no se consiguió.  

En otro orden de ideas el señor Cura Francisco Javier Santana Lepe, fue el promotor de la fundación -el 31 de agosto de 1964- del Colegio J. Guadalupe Mojica que estuvo atendido desde su inicio por las religiosas de la Congregación de las Misioneras Eucarísticas de María Inmaculada (M.E.M.I.) de Colima, dando servicio durante 34 años a niños y niñas de primaria y alumnas de la Academia Comercial que formaba Secretarias Taquimecanógrafas.

Dicho colegio fue incorporado a la Federación del Colegio de Religiosas M.E.M.I. con el nombre de Colegio Independencia el 17 de marzo de 1965, siendo directora la reverenda madre Ma. Soledad Trujillo Vizcaíno, ahí se instaló un piano.

 El Colegio J. Guadalupe Mojica en 1964 después llamado Colegio Independencia. Foto: archivo particular de José de Jesús Guzmán Mora.

La clausura del Colegio Josefino

Después de más de 34 años de labor religiosa y educativa el colegio se clausuró en julio de 1998, recogiendo todas sus pertenencias, incluyendo los archivos administrativos. Posteriormente fue sede de la Casa de Pastoral. Enseguida funcionó desde mediados de septiembre de 2007 hasta 2021 como la Casa Sede del Curso Introductorio del Seminario Diocesano del Señor San José, de Ciudad Guzmán, Jalisco. El edificio sigue bajo el encargo de la parroquia.

Testimonios de infancia de Rulfo en San Gabriel

En entrevista a la señorita María de Jesús Guzmán Hernández (La Voz del Llano, 16 de enero de 1988)  ella dijo:

“Recuerdo la niñez de Juan Rulfo allá por los años de 1924 a 1927 cuando ambos estudiábamos en el Colegio de las Madres Josefinas, que estaba en el anexo del Santuario en esta población. En el Colegio se impartían los seis grados de primaria, además de párvulos”.

“Nuestros compañeros de escuela eran Severiano, Alfonso Gómez, el mañero, Mariquita Rojas, Tomasita y Crucita Arias; mi maestra de primer grado era la Madre Mendiola, que era auxiliada por Juanita García. Algo de lo que siempre he tenido un buen recuerdo, era del tiempo de las posadas ya que cada año se festejaba en el Colegio y nos obsequiaban tostadas, pozole, bolos con pinole o confeti.  En aquel tiempo en los espacios de recreo jugábamos a la gallinita ciega, a la matatena”.

“Para 1926 las Madres Josefinas ya se habían marchado, recuerdo que el 4° año lo hice en la casa que está frente a la de Nacho Cobián, que ahora es de la parroquia”. 

Le decían Juan

Don Enrique Arámbula Argote, gabrielense nacido en 1917, fue Notario Público en Guadalajara, condiscípulo de Juan Rulfo, así lo recuerda en entrevista realizada en mayo de 1988:

“No logro apartar de mi memoria aquellos días, en que al igual que otros niños de San Gabriel, asistíamos al Colegio de las Madres Francesas de las Josefinas, y digo lo anterior, por la amistad que de mi interior nacía hacia Juan Pérez Vizcaíno. 

Yo no podía concebir, que un niño como lo era Juan, no tuviera papá; ya que su padre había muerto y me sentía unido a él espiritualmente por la carencia que él tenía; pero también recuerdo, como a él, lo enviaba siempre al colegio con un vaso de leche y un plátano macho amielado, del que por cierto jamás me dio, siempre me quedé con las ganas de que algún día me ofreciera”.

Referencias: GUZMÁN Mora, José de Jesús. La educación primaria en San Gabriel, Jalisco, durante los siglos XIX, XX y XXI. San Gabriel, Jalisco, 2021, inédito; GUZMÁN Mora, José de Jesús. La parroquia de San Gabriel, Jalisco en su glorioso bicentenario, 1814-2014”, edición patrocinada por la parroquia, San Gabriel, 2013; “LA FICCIÓN de la memoria, Juan Rulfo ante la crítica”. Selección y prólogo de Federico Campbell. Biblioteca Era. Coordinación de Difusión Cultural, Dirección de Literatura, UNAM, México, 2003; PERIÓDICO: La Voz del Llano, Director Virginio Villalvazo Blas, San Gabriel, Jalisco, 1987, 1988. Varias entrevistas.

Profesor, músico y cronista municipal, originario de San Gabriel, Jalisco.

El 1° de septiembre de 1994, recibió el nombramiento de “Cronista de la ciudad”, de manos de la autoridad municipal.

Es miembro Cofundador de la Asociación de Cronistas Municipales del Estado de Jalisco, A. C., desde el 19 de octubre de 1996.

Primer cronista vitalicio de San Gabriel, desde el 28 de julio de 2010.

En noviembre de 2011 se integró a la Asociación de Cronistas Municipales del Occidente de México, formada por Jalisco, Colima, Michoacán y Nayarit.

Con treinta y cinco años de servicio en el magisterio estatal en primaria y secundaria, es maestro jubilado desde el 1° de junio de 2011.

Ingresó como consocio a la Benemérita Sociedad de Geografía y Estadística del Estado de Jalisco, Capítulo Sur, el 15 de octubre de 2016 con el tema: “La hacienda de Nuestra Señora de Guadalupe del Salto del Agua”.

De 2009 a 2021 fue el responsable del Archivo Histórico Municipal de San Gabriel, Jalisco.

Ha publicado una treintena de libros con temas históricos, genealógicos y monográficos. Ha participado en la prensa jalisciense, en revistas locales y en programas de radio y televisión estatal, nacional y del extranjero.

Correo: cronistademipueblo1994@hotmail.com

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad