(Foto: Tráfico ZMG)

Encuentros | Un Jalisco en paz

en Plumas

En esta ocasión, Oswaldo Ramos y Javier Medina reprenden la postura del gobierno de Jalisco ante la represión policial durante las marchas en Guadalajara.

Por: Oswaldo Ramos López

Autlán de Navarro, Jalisco. 9 de junio de 2020. (Letra Fría)

Gobernador, antes de escribirle pensamos en lo imprudentes que pudieran sonar nuestras palabras, en verdad. Pensamos antes de actuar, pero también creemos que es momento de que ninguna voz calle, ninguna que busque un mejor entorno para todas y todos nosotros, quienes vivimos en Jalisco. Ojalá el mensaje llegue y ojalá normalicemos también el pensar antes de actuar, en el discurso, en las decisiones y en nuestras instituciones.

Creemos que el pueblo (como les gusta nombrarle) de Jalisco no lo eligió para que no nos dé respuestas. La pasada jornada electoral, deseamos pensar que quienes le votaron, lo hicieron con la ilusión de que Jalisco pudiera llevar a cabo su tan anhelada Refundación, pero la verdad es que no se ha visto nada de eso. Ese símbolo de campaña se ha visto opacado con el actuar de su gobierno. Cuando se le preguntaba por el término, usted mismo hablaba de un resurgimiento y una reivindicación de las instituciones, y la verdad es que no vemos cómo es que eso pueda suceder con las condiciones actuales.

Lo ocurrido la semana pasada fue uno de los capítulos más negros y no solo de su sexenio sino de todos los que han pasado. Sus respuestas distan mucho del Enrique Alfaro que comenzó a ilusionar en el ya lejano 2009 en el municipio de Tlajomulco, de sus discursos que incluso se llenaban de matices antisistema, hasta ahora han dejado ver que eran palabras potentes que no han tenido respaldo en la práctica. Y mire, el hecho de buscar culpables lo hace ver evasivo de su responsabilidad, su aspiración por la candidatura de oposición en 2024 le ha nublado su visión de gobernante, y en estos momentos es lo último que Jalisco necesita.

Si considera que invertir dinero público en sus agencias de comunicación favoritas puede generarle adeptos que catapulten su popularidad, de seguro va por el camino incorrecto. A diferencia del pasado, las personas cada vez articulamos de mejor manera, y muestra de ello la vio usted en los días pasados. Usted no puede ser omiso de la exigencia para que renuncie el Fiscal, por lo tanto, es su responsabilidad pedirla, y si para evitar verse como un gobernante “débil” no lo hace,  que no le sorprenda ver más casos de represión y uso irracional de la fuerza policial en su gobierno. Qué necesidad, ¿verdad?

Regresando a su promesa de campaña: ¿usted cree que va por el camino correcto? Pensamos que no, apenas vamos por los dos años de su gobierno, y al quedar más de la mitad tiene la oportunidad de ser lo que prometió. En este entendido estamos seguros que la mayoría de las y los jaliscienses queremos que le vaya bien, así que no dudamos de la disposición para hacer de Jalisco un ejemplo a nivel nacional. Esperemos que a partir de ahora la coherencia, el diálogo y la sensatez marquen el camino.

Que se atiendan los problemas de fondo, para que después no sea necesario enmendar lo que se hizo mal y mientras tanto, afectar la vida de familias en nuestro estado.

Queremos generar confianza en nuestras instituciones, saber que no nos mienten cuando nos hablan, y que podemos habitar las calles con confianza. Que en nuestras casas sepan que si salimos, es porque volveremos con bien. 

LL/LL

*Se autoriza su reproducción siempre y cuando se cite claramente al autor y la fuente. Se prohíbe su reproducción si es con fines comerciales.

Deja un comentario

Latest from

Hacia Arriba Inicio