Entrevista | Proyecto colectivo “En el camino andamos” cumple siete años

Hoy el proyecto colectivo "En el Camino Andamos", cumple siete años. (Foto: Cortesía)

Por: Mayra Vargas

Autlán, Jalisco; 23 de agosto de 2019. (Letra Fría) El Dr. Jorge Arturo Martínez Ibarra, profesor investigador del departamento de Artes y Humanidades del Centro Universitario del Sur (CUSur) de la Universidad de Guadalajara, es quien coordina desde hace siete años este proyecto colectivo, que incluye a académicos y estudiantes de distintas licenciaturas como Desarrollo Turístico Sustentable, Periodismo, Negocios Internacionales, Letras Hispánicas, entre otras.

El objetivo principal del proyecto era dar a conocer la cultura, el medio ambiente y los destinos turísticos no convencionales de Jalisco y el resto del país.

Les compartimos la entrevista, en la que nos cuenta la historia de los “caminantes” durante estos siete años. El proceso, las dificultades, otros productos derivados del proyecto, satisfacciones, motivaciones y los planes en el corto, mediano y largo plazo.

¡Larga vida a “En el camino andamos”!

Mayra Vargas: Platíquenos… ¿Qué es “En el camino andamos”?

Jorge Martínez: “Originalmente surgió como un proyecto de divulgación, que estaba vinculado a la carrera técnica de Turismo Alternativo del CUSur, con la finalidad de dar a conocer algunos de los contenidos. Fue la primera propuesta que se hizo de la carrera al exterior de la comunidad universitaria, pero después vimos que había posibilidades de ampliar esa visión, porque también empezaron a integrarse estudiantes de otras carreras, se integraron estudiantes de Periodismo, de Negocios Internacionales, de Letras, de la naciente en Desarrollo Turístico Sustentable y entonces tuvimos que ampliar esa visión que no fuera tan académica, sino un poco menos formal. Entonces empezamos a hablar de contenidos, no solo de destinos turísticos, sino más bien de reflexión respecto a lo que implicaba el turismo responsable, el turismo solidario, los destinos no convencionales, la forma de viajar más que como turista y aprender de esos nuevos destinos, entonces lo interesante es que se empezó a crear un equipo multidisciplinario, en donde eran prácticamente el 90 por ciento estudiantes, habíamos algunos profesores y lo que se discutía en las reuniones de producción era justamente una visión integral y multidisciplinar de lo que implicaba viajar y conocer nuevas culturas, nuevas personas, espacios y paisajes”.

MV: ¿Hace cuánto y cómo surgió el proyecto?

JM: “Empezamos a trabajar a principios del 2012, fue una idea que se nos ocurrió estando en Radio Universidad en Ciudad Guzmán y que luego empezamos a trabajar con algunos de los chavos estudiantes de la carrera de Turismo Alternativo, en el entendido de ¿por qué no hacíamos un programa? que hablara sobre algo que no existía en ese momento en radio, entonces empezamos a tener reuniones a partir de febrero, marzo del 2012, para ver el formato del programa, los contenidos, quien le quería entrar, quien quería estar produciendo, quien quería estar en cabina, haciendo investigación. Llegaba gente, se iba gente, llegaba otra gente, nos poníamos de acuerdo, algunos permanecieron, otros solo fueron a algunas reuniones, presentamos una propuesta de proyecto a Radio Universidad en Ciudad Guzmán  y de ahí lo enviaron a oficinas centrales a Guadalajara para que la avalara, nos regresaron la propuesta, hicimos algunas modificaciones y nos dieron luz verde para empezar a transmitir en agosto, siendo el primer programa al aire el 23 de agosto de 2012”.

MV: Desde entonces hasta ahora ¿Qué ha sido lo más difícil en este proceso?

JM: “Primero entender que no hay un equipo permanente de producción, es decir, ya que es un proyecto experimental, es como un laboratorio de formación para estudiantes, pues obviamente nos sustentamos en los estudiantes, entonces los muchachos se quedan un tiempo, pero luego se tienen que mover, se tienen que ir a buscar otras opciones, sobre todo opciones profesionales, si bien algunos se han quedado, una vez que egresan y siguen colaborando, pues el 80 por ciento se ha movido, entonces creo que lo más difícil, por un lado ha sido tratar de mantener la estructura conceptual de “En el camino andamos” desde el inicio, lo cual no es fácil y por otro lado tratar de mantener un ritmo y una audiencia, porque los equipos constantemente están cambiando. Pero por otro lado eso es lo que te da la posibilidad de empezar a generar, crear o reinventarte constantemente y es un reto, porque de alguna manera hemos permanecido, la gente te sigue escuchando, tenemos mucho auditorio que sigue permanente con nosotros. Otra cosa difícil creo que ha sido también cuando empezamos a crear discursos audiovisuales y ya no era solamente trabajar en radio, sino también empezar a producir cortometrajes, documentales, cápsulas, porque es un lenguaje diferente, entonces tuvo que formarse un equipo diferente, un equipo paralelo al que teníamos en radio, pero que de alguna manera la dinámica era distinta, era la producción, la organización, entonces había que estar trabajando en dos escenarios al mismo tiempo, sin que se cayera el ritmo y que la gente no se sintiera desmotivada, porque a veces era mucha chamba, entonces sí ha habido un reto interesante y ha sido mucho de aprendizaje. Creo que trabajar con estudiantes siempre es fascinante, porque todavía no están tan viciados como muchos de los que ya somos investigadores o profesores, o que ya tenemos una carrera larga en la universidad, es un discurso más fresco, más innovador, más creativo y a veces sí con menos experiencia, pero eso se suple de otra manera”.

MV: ¿Ha habido otros productos derivados de este proyecto?

JM: “Sí, “En el camino andamos” y como colectivo audiovisual tuvo la ventaja de haber nacido en un momento donde había un hueco en esa perspectiva y la ventaja fue que cuando pudimos producir radio y que teníamos ya un colectivo, nos permitió tener presencia en otros espacios, que fue por ejemplo en el área de turismo rural, fuimos al primer Congreso Nacional de Turismo Rural en Córdoba en el año 2013 y lo que hicimos fue hacer cápsulas, grabaciones, entrevistas y generar un par de programas especiales desde allá, entonces la gente nos vio, le llamó la atención que fuéramos un equipo con tantos estudiantes, que estuviéramos haciendo radio y que estuviéramos haciendo radio universitaria, entonces a partir de ahí nos integramos como la parte fuerte de difusión dentro del área de turismo rural con esta perspectiva de los congresos nacionales y actualmente estamos por firmar un acta constitutiva de la Asociación Mexicana de Turismo Rural,  en parte gracias a esta labor de divulgación y de difusión que hemos hecho. Entonces ahorita formamos parte de esta asociación, pero hemos formado parte del comité organizador de tres congresos nacionales de turismo rural, eso también ha sido interesante, porque hemos estado en otro espacio que no tiene que ver con medios de comunicación, más bien con intervención hacia la ruralidad, pero gracias a la labor que hemos hecho. Hemos tenido la fortuna de contar con el apoyo de la Secretaría de Cultura a través del programa de apoyo culturas municipales y municipales el PACMYC, que nos dio financiamiento hace un par de años para llevar a cabo una serie de cortos a través de un documental que titulamos “En el camino andamos” que habla sobre el rescate de algunas de la tradiciones o algunas de las historias de diez municipios del sur del estado de Jalisco y eso también fue gracias a las historias que ya teníamos trabajando en radio, que nos sirve de alguna manera como el preámbulo del trabajo colectivo que estábamos haciendo, de divulgación y eso nos permitió que nos dieran ese apoyo. Esto afortunadamente lo hemos podido divulgar a través de las redes sociales con buen éxito, ahorita ya se transmitió en el canal 4 de Zapotlán los cortos que hicimos y posiblemente en un par de semanas se empiecen a transmitir en Tamazula en el canal local de allá, lo cual nos da mucho gusto”.

MV: También surgió el proyecto de un libro, platíquenos.

JM: “El libro también lo hicimos hace un par de años en el 2017, se llama “En el camino andamos” la historia de una producción multicultural, estudiantil y experimental  y lo que tratamos de hacer es contar la historia de nuestro proceso radiofónico desde la parte de la creación, producción, transmisión y contar un poco no solo cómo lo hacemos, sino qué opina la gente de lo que era “En el camino andamos”. Fue un libro muy interesante porque participaron entre 15 y 16 autores, en donde algunos de ellos hablaban del origen, creación, otros de la parte del contenido, la producción, ejecución, diseño, la investigación, en fin y otros haciendo reflexiones de alguna serie de análisis. Abarcamos desde la parte ambiental, cultural, histórica, numeralias y esto nos permitió dar a conocer un proceso de trabajo, pero desde una perspectiva más académica. Se presentó en la Feria Internacional del Libro en el 2017, entonces fue un buen cierre de un proceso porque nos permitió dar a conocer en otros espacios lo que estamos haciendo”.

MV: ¿Cuáles han sido las mayores satisfacciones que le ha dado el proyecto?

JM: “Conocer gente muy interesante, aprender de otros discursos en donde hay otra forma de percibir la realidad y aprender también de toda la gente que de alguna manera ha estado colaborando, ya sea desde el interior en la parte de la producción o desde el exterior, de los que han sido colaboradores. Creo que ha sido muy interesante darse cuenta que un proyecto de este tipo te permite abrir tu panorama, generar más conocimientos, otra perspectiva de la realidad y sobre todo darse cuenta que un proyecto radiofónico como este, que luego se convirtió en un proyecto también audiovisual y ahorita ya lo estamos convirtiendo en un proyecto multiplataforma, porque ya estamos creando una página web, estamos en otros canales también, tratando de dar a conocer lo que estamos haciendo. Ha sido un proceso de creación constante y aprendizaje constante, entonces creo que lo más relevante ha sido ponerse muchos retos, que nunca se acaben esos retos y mucha gente de la que ha estado participando en el proyecto de manera histórica le ha aportado y le ha dejado mucho, no solo al proyecto como tal, si no a nosotros, todos los que hemos colaborado, porque creo que cada quien le ha aportado parte de su experiencia, de sus conocimientos, de su inquietud, de su innovación y eso ha sido quizá lo más relevante, la creación colectiva de un conocimiento que antes no estaba y sobre todo de una perspectiva, de un conocimiento multiplataforma que tampoco existía, no porque sea la panacea ni mucho menos, sino porque en el contexto donde nosotros nos movíamos no había nada de eso y esa satisfacción ha ido aparejada con más logros que se han venido después, el reconocimiento sí, pero también la apertura de otros nuevos espacios que no tienen que ver necesariamente con los medios audiovisuales, sino con otros espacios  más académicos pero también más de intervención, entonces han sido muchas satisfacciones”.

Hoy el proyecto colectivo «En el Camino Andamos», cumple siete años. (Foto: Cortesía)

MV: ¿Qué lo motiva a seguir con “En el camino andamos”?

JM: “Yo siempre lo he repetido, que para mi un sueño cuando estaba chico era hacer radio, porque me tocó ir varias veces a entrevistas o a programas de radio y me fascinaba, entonces creo que el haber logrado tener un programa de radio con muchos colaboradores fue un sueño que ya se cumplió. Pero de pronto darte cuenta que se te abren otras posibilidades y que ahorita con el manejo de las redes sociales, con las posibilidades que hay de seguir comunicando contenidos, conceptos, te das cuenta que apenas vas empezando, entonces creo que el reto que sigue es ¿qué más podemos hacer? sin desgastar el concepto de lo que implica “En el camino andamos” y empezar a hacer alianzas, con otros actores, con otros espacios, con otros momentos. Uno de nuestros retos para este siguiente semestre en radio particularmente va a ser salir a la calle, vamos a empezar a transmitir desde locaciones diferenciadas, no solo en Guzmán sino en otras parte del sur de Jalisco y eso va a implicar que tengamos presencia más cercana a la gente, entonces que el discurso se vaya modificando y a lo mejor generar estrategias de difusión distinta. También estamos haciendo junto con varios colaboradores un documental sobre el volcán nevado de Colima, justamente tratando de conjuntar todas estas experiencias, se llama “Los hijos del volcán”, este documental lo que trata de hacer es darle voz a muchos de los actores que están vinculadas con el volcán pero que muchas veces ni siquiera aparecen o ni siquiera se reconocen, es decir no solo estamos hablando de los responsables de las áreas protegidas, o de Protección Civil, de la conservación del bosque, de los aguacateros, sino también de los productores locales, también de los literatos que han tenido como referencia el volcán, de la gente que va a caminar, una serie de actores, de periodistas incluso que han sido premiados como Agustín del Castillo, entonces esto de alguna manera nos permite generar un discurso mucho más complejo, en donde el volcán no es solo visto como una montaña, sino más místico. Estamos tratando de encaminar “En el camino andamos” a empezar a complejizar más el discurso, ya no generar solo divulgación que nos ha funcionado bien, sino empezar a generar procesos de investigación más profunda, de denuncia, mucho más críticos”.

MV: ¿Cuáles son los proyectos en el corto, mediano y largo plazo?

JM: “La intención es posiblemente, en unos meses más a inicios del año que entra, empecemos a colaborar con algunos de los que ya son egresados y que han estado trabajando todavía en esta zona en proyectos de intervención comunitaria, que tienen que ver con procesos de recuperación histórica, cultural y/o de intervención desde la parte del turismo más comunitario, entonces estamos tratando de colaborar con ellos como una especie de organización, en donde los proyectos que tengamos sean por un lado, sí turísticos, pero por otro lado tengan que ver con un proceso más completo de interacción entre los turistas y las poblaciones locales. Entonces ese es un proyecto que tenemos en puerta para inicios del año que entra quizás. La otra cuestión es que a partir de que formamos la Asociación Mexicana de Turismo Rural, es muy viable que empecemos a generar una red a nivel nacional de todos aquellos que estamos trabajando en el área de turismo rural, para empezar a tener intercambios no solo de conocimiento, sino incluso físicos, que la gente venga de otros lados a conocer lo que estamos haciendo y la idea en el corto plazo es poder replicar esto a nivel internacional, es decir que tengamos la posibilidad de poder vincularnos por lo menos a nivel de Latinoamérica con otros proyectos de turismo rural. La idea es crear una red al menos latinoamericana y que de alguna manera los congresos de turismo rural estén sustentando este proceso. Entonces por una parte está el lado de los medios audiovisuales y las multiplataformas queremos seguir dándole por ahí, pero por otro  está la parte de intervención directa desde la perspectiva de la recuperación de la ruralidad, que es más de intervención, más académica, entonces básicamente son los dos canales de acción que tenemos considerados”.

MV: ¿Algún mensaje que quiera dar para los caminantes?

JM: “Me siento muy agradecido, creo que esa sería la palabra con todos los que han hecho posible que “En el camino andamos” primero cumpla 7 años y segundo que han sido generosos para compartir conocimientos, aprendizajes, que se han comprometido con el trabajo o que le han echado todas las ganas en el momento que han estado aquí y decir que ha sido un proyecto colectivo, creo que eso es muy importante. Si bien es cierto que yo he coordinado el proceso durante este tiempo, no hubiera sido posible sin toda la gente que ha colaborado, entonces creo que la palabra final sería agradecimiento por todo lo compartido, por todos los compromisos asumidos, por todo el trabajo desempeñado y gracias por lo que viene, que son oportunidades nuevas, entonces gracias a todos los que han colaborado en “En el camino andamos”.

Hoy el proyecto colectivo «En el Camino Andamos», cumple siete años. (Foto: Cortesía)

MA/MA

*Se autoriza su reproducción siempre y cuando se cite claramente al autor y la fuente. Se prohíbe su reproducción si es con fines comerciales.

Egresada de la Licenciatura en Periodismo del Centro Universitario del Sur, de la Universidad de Guadalajara. Ganó el Premio Especial James Rowe al Periodismo de Investigación 2015, en la categoría estudiantes universitarios, otorgado por el Foro de Periodismo Argentino, en Buenos Aires.

Recibió mención honorífica en el 2do. Hackatón de Periodismo Científico e Innovación, organizado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en Guadalajara, Jalisco, también en 2015.

Ha publicado trabajos en diversos medios como Aristegui Noticias, en la revista digital Votán MX y Zona Docs.

Desde 2017 es miembro de la Red Mexicana de Periodistas de Ciencia (Red MPC), con sede en la Ciudad de México y es miembro activo del Capítulo Juvenil Costa Sur de la Benemérita Sociedad de Geografía y Estadística del Estado de Jalisco (BSGEEJ) desde junio de 2018.

Ganó el Premio Juventud 2019 en Autlán, Jalisco.

Periodista en Letra Fría desde 2013.

Deja una respuesta