/

Oculto en la arena: Larva Migrans, parásito que vive en la Costalegre de Jalisco

La Larva Migrans es un parásito que se desarrolla en los intestinos de los perros. Cuando el excremento entra en contacto con la tierra los huevecillos quedan ahí, ocultos en la arena, y entran al cuerpo humano mediante la piel, causando helmintiasis. En 2012 un grupo de 26 estudiantes universitarios se enfermaron al contraer la Larva Migrans; nueve años más tarde, un menor de seis años visitó la misma playa en la Costalegre de Jalisco y el resultado fue el mismo, helmintiasis.

Playa Punta Pérula, Jalisco. (Foto: Angeles Claustro)

Por: Esther Armenta

La Huerta, Jalisco. 17 de enero del 2022. (Letra Fría).- La arena cálida parecía ser solo eso, arena inofensiva en el mar. Para el mediodía nadie pensó que en sus diminutas partículas, habitaban parásitos todavía más pequeños que la fina tierra del océano. El momento de la revelación sucedió más tarde, durante la madrugada del día posterior a su visita.

Anuncios

Vicky estuvo apenas cuatro horas en la playa, llegó en compañía de su hijo de seis años, sus padres y unos compadres. Juntos se instalaron para comer con el océano Pacífico como fondo de entretenimiento durante la merienda. En las breves horas bajo el sol, la visita encajó en el marco de la normalidad: mariscos, el nado vespertino y las risas de niños se hicieron presentes el sábado 11 de diciembre de 2021. Poco antes del ocaso, los bañistas regresaron al alojamiento, donde la madrugada los sorprendió con quejidos y movimientos de piernas en el cuerpo del hijo de Vicky.

«Ese mismo día en la noche, cuando acuesto a mi niño a dormir, inicia a quejarse durante la madrugada del domingo, mueve muchos sus pies y dice que algo le da comezón, como si algo le hubiera picado. Lo revisé y no se le veía nada, ni un grano, nada. En el transcurso del domingo le salieron ampollas».

Al ver las burbujas instaladas en la planta del pié, ella no lo dudó, a su hijo se le pegaron parásitos en el mar. Hacía dos años que vivió el mismo fenómeno, cuando a su hermana y su prima les sucedió lo mismo en la misma playa, la de Punta Pérula en la Costa Sur de Jalisco. Todavía más reciente y como presagio, a una niña de la edad de su hijo los parásitos se le colaron a los pies el año anterior, 2020.

«Nosotros ya teníamos conocimiento de esa bacteria. Hace dos años a mi hermana le había pegado ese gusano, así que cuando le vi las ampollas al niño, supuse que era lo mismo y acudí con el maestro para que el me afirmara si era o no el gusano».

El maestro mencionado por Vicky es el profesor universitario Luis Eugenio Rivera Cervantes, quien durante 2012 alertó de la presencia del parásito Larva Migrans en esa playa, la de Pérula.

Foto: Ángeles Claustro

¿Por qué lo llamó y no acudió a una clínica? La respuesta es corta: él sabría qué hacer. Vicky decidió llamarlo y omitir a las autoridades sanitarias, pues según su experiencia, las dependencias de salud pública no sólo no cuentan con información para atender el caso, sino que niegan la presencia de la larva en sus playas.

“Yo lo vi con mi hermana y mi niño. Ya sabía que no iban a hacer nada (las autoridades de salud) y me preocupaba que la bacteria fuera a avanzar rápido porque el pie se le llenó mucho a comparación de cuando a mi hermana le salió. A mi hermana le apareció un mes y duró casi un año atendiéndose y nunca pudieron darle medicamento que le quitara la bacteria porque se iba por un momento pero parece ser que el gusano deja un huevecillo y vuelve a brotar”.

Vicky es habitante de Jalisco, suele visitar la Costalegre y aunque este no es su nombre real por motivos de privacidad, su testimonio y la preocupación por el tema, son ciertos. Ella pide a las autoridades tomar seriedad en el problema para prevenir más casos de este tipo de helmintiasis, también conocida como “gusano de perro”.

Las zonas tropicales y subtropicales contaminadas por las heces de animales, principalmente perros, son el lugar de nacimiento de esta larva, según explica vía telefónica el propio Luis Eugenio Rivera Cervantes.

“El parásito es un parásito de perro, está en los intestinos de los perros, de tal manera que cuando sale, salen los huevecillos en el excremento del perro, son perros que no son llevados a desparasitar, son perros descuidados, callejeros. Cuando el excremento entra en contacto con la tierra, el jardín, la arena del mar, los huevecillos quedan en ese tipo de sustratos, el excremento se desbarata, se hace polvo, pero los huevecillos ahí quedan, a los pasos de los días el gusanito eclosiona. El gusanito es microscópico, entonces cuando sales descalzo, te acuestas, tu espalda, el abdomen o el pecho pega donde días antes un perro defecó, entonces es donde entra este gusano”.

Las irritación se manifiesta en comezones muy altas, ocasionada por el movimiento del parásito que sale del cuerpo entre las cuatro y ocho semanas, con algunas excepciones en las que las molestias persisten hasta por un año.

Pese a ser una enfermedad de bajo riesgo, las autoridades municipales y sanitarias no difunden esta información y no establecen protocolos de prevención desde hace 10 años, cuando el profesor universitario advirtió del riesgo luego de visitar la zona con cerca de 38 alumnos de la Ingeniería en Recursos Naturales y Agropecuarios del Centro Universitario de la Costa Sur, de los cuales unos 26 contrajeron el parásito tras caminar 400 metros de playa.

“En ese tiempo la Secretaría de Salud la desmintió, decía que no era cierto, a mí me llamaron de México, de la oficina central y de la Secretaría de Salud, yo les demostré con fotografías y evidencia el caso de mis estudiantes. Ellos me dijeron que darían indicaciones para que salubridad del Estado de Jalisco y la Jurisdicción Sanitaria VII atiendan el caso (…)  El hecho de desmentir, de decir que era una noticia falsa, tuvo que ver más que nada por cuestiones económicas porque obviamente pues el turismo deja de ir. Tú no quieres ir a una playa en donde te vas a parasitar o que tu hijo se va a parasitar y obviamente la merma económica puede ser significativa y más cuando la gente vive del turismo”, narró el profesor.

Al día de hoy la Secretaría de Salud Jalisco no cuenta con un registro de morbilidad por el parásito de Larva Migrans. Letra Fría solicitó en noviembre del 2021, conocer el número de casos detectados en el estado, pero la dependencia respondió vía transparencia que la “Dirección no posee, genera o administra la información solicitada con el diagnóstico de parásito Larva Migrants”, por lo que entregó cifras referentes a otros tipos de helmintiasis, enfermedad parasitaria.

Inexistente en la estadística oficial, Luis Eugenio y Vicky, fueron espectadores del mismo problema con distancia de casi una década. Después de vivirlo a través de sus allegados, consideran la solución comenzará a dibujarse cuando la autoridad obligue a los visitantes a responsabilizarse de sus mascotas y fortalezcan campañas de esterilización de perros y gatos en la región de la Costa Sur de Jalisco.

Epidemiología reconoce presencia de Larva Migrans en la Costalegre

Playa de Punta Perula en la Costa Alegre (Foto: Ángeles Claustro)

El parásito de Larva Migrans es poco común, pero existe en la región. Sin una cifra exacta de cuántos casos se han presentado desde el lejano 2012 cuando se anunció el contagio de los estudiantes, el médico José Armando Brambila Vázquez, coordinador de epidemiología de la Jurisdicción Sanitaria VII, aceptó que Punta Pérula es la única playa contaminada por esta bacteria dentro de la región Costa Sur del estado.

“Se pueden encontrar (la larva) en todas las playas del país, Centroamérica e incluso en Estados Unidos. Donde es más frecuente encontrar es en playas de Nayarit, aunque aquí con nosotros solo lo tenemos en una de las playas que es Punta Pérula, históricamente no hemos tenido en otras playas más casos de Larva Migrans”, compartió en entrevista a Letra Fría.

Es Pérula una de las áreas de mayor riesgo es la del estero, por lo que Brambila Vázquez recomienda evitar estar descalzo por esa zona. Así mismo el coordinador de epidemiología confirmó que la contracción de Larva Migrans sucede a través de áreas contaminadas por perros o gatos, pero agregó que alimentos mal cocidos o las heces de personas con el parásito pueden ser otras fuentes de contaminación.

“Se recomienda que no caminen en la arena descalza, no estar en la zona del estero, en esa parte es donde hay más riesgo, no caminar descalzo”.

La Jurisdicción no tiene una estadística específica de la población afectada en este tiempo, pero recuerda a los usuarios de playas la importancia de tener hábitos saludables como lavado constante de manos y cuidar de sus mascotas.

Navega en la infografía interactiva. Dale clic a los signos de interrogación ?

¿Qué es la Larva Migrans? (Ilustración: Esther Armenta)

Uno de cada 10 casos de helmintiasis ocurren en la Región Sanitaria VII

La helmintiasis se define sencilla: presencia de parásitos en el cuerpo. La clasificación de parásitos y las enfermedades causadas por su presencia son variadas, pero de manera general, en el año 2020 un total de 2 mil 948 personas en Jalisco, fueron detectadas con algún tipo de gusanos parásitos en sus cuerpos.

Entre las Regiones Sanitarias con más casos de helmintiasis se encuentran las de Guadalajara, Puerto Vallarta, Zapopan y Autlán de Navarro, siendo esta última la cuarta con más pacientes diagnosticados, según datos de la Secretaría de Salud Jalisco (SSJ).

La Jurisdicción Sanitaria con sede en Autlán es la número VII del estado y alberga la información de otros 18 municipios de las regiones Sierra de Amula y Costa Sur, las cuales acumularon un total de 308 habitantes con helmintos. 

El número de pacientes registrados en dicha zona, equivale al 10 por ciento del total de casos encontrados por la Secretaría de Salud en todo el estado.

Entre los municipios con mayores diagnósticos se encuentran Autlán (90), La Huerta (69), Cihuatlán (43), Casimiro Castillo (22) y Tuxcacuesco (27).

Pese a que la información revelada por la SSJ no identifica el tipo de parásitos encontrados en la población, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), las helmintiasis transmitidas por el suelo son una de las parasitosis más comunes en todo el mundo y son transmitidas por suelos contaminados.

“Son transmitidas por los huevecillos de los parásitos eliminados con las heces fecales de las personas infestadas, los que a su vez contaminan el suelo en zonas donde el saneamiento es deficiente. Las principales especies de helmintos transmitidos por el suelo que infectan al hombre son la ascáride (Ascaris lumbricoides), el tricocéfalo (Trichuris trichiura) y el anquilostoma (Necator americanus y Ancylostoma duodenale)”, señala en su sitio web.

EA/MA-GM

Queda prohibida la reproducción total o parcial. El contenido es propiedad de Letra Fría.

Periodista egresada de la Licenciatura en Periodismo en el Centro Universitario del Sur de la Universidad de Guadalajara. Afinidad por el periodismo de investigación, narrativo y derechos humanos. Reportera en Letra Fría a partir de mayo del 2019. Conductora de Matutino LF, el noticiero de Letra Fría.

Deja una respuesta

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad