México aceptará que la ONU intervenga en casos de desparición forzada

(Foto: Mauricio Palos | Pie de Página)

Este lunes el presidente Andrés Manuel López Obrador informó que el gobierno mexicano aceptará que la ONU intervenga en casos de desaparición forzada y violaciones graves a los derechos humanos en territorio mexicano.

Por: Reyna Haydeé Ramírez | Pie de Página

Ciudad de México. 25 de agosto de 2020. (Letra Fría) El presidente Andrés Manuel López Obrador informó este lunes que para combatir la impunidad en territorio mexicano enviarían al Senado la aprobación formal del Ejecutivo para que la Organización de las Naciones Unidas pueda intervenir en todos aquellos casos de desapariciones forzadas y las violaciones de derechos humanos.

“Ahora no se protege a nadie, no hay impunidad, estamos por enviar al Senado, va a ser hoy mismo, una aprobación del Ejecutivo, es decir nuestra aceptación para que en los temas de desaparición forzada, en todo lo que es violación de derechos humanos, pueda intervenir sin ninguna limitación la ONU. Esto no se había aceptado por parte de México, que pudiese intervenir la ONU en estos casos, hoy mismo va a tener ya el documento el Senado de la República”, precisó.

Investigarán abuso de militares en Nuevo Laredo

El presidente aprovechó para referirse al caso que reveló el periódico El Universal de julio de este año en Nuevo Laredo, donde se habrían enfrentado militares y presuntos miembros de un grupo criminal.

El diario muestra un video donde se aprecian varios vehículos militares y personal disparando contra una camioneta pick up, alguien pide que pare el fuego y no le hacen caso, cuando por fin paran se acercan y alguien grita que hay una persona viva. Ahí un militar responde con la frase: “Mátalo, mátalo a la verga”.

“Hoy mismo en la mañana di instrucciones al secretario de la Defensa para que se investigue, porque nosotros no vamos a permitir estas prácticas, eso se hacía antes, había la consigna de rematar a los heridos en enfrentamiento, por eso había tasas de letalidad elevadísimas”, externó.

“Hubo dos años en el gobierno de Felipe Calderón que no habían prácticamente heridos y tampoco muchos detenidos, eran más los muertos”, destacó.

Pie de Página cuestionó si se atenderán otros casos donde militares actuaron con abuso de poder, como el caso de Ernestina Ascencio Rosario, de 73 años, quien hace 13 habría sido violada y asesinada por elementos del Ejército en Veracruz. Con la complicidad del gobierno estatal y federal que habrían encubierto el crimen.

El presidente respondió que todos los casos en los que tiene que ver la violación de derechos humanos de parte de militares se revisarán, igual que los casos que están impunes porque no se atendían en sexenios anteriores.

“No es la manera como se consigue la paz”, destacó López Obrador.

Mencionó que incluso en el sexenio anterior el Ejército y la Marina ya tenían la instrucción de cuidar los protocolos para proteger los derechos humanos de las personas. Aseguró que esas medidas se han reforzado y aunque sigue habiendo casos se están investigando.

“A partir de que nosotros llegamos esto se ha reforzado, contamos con el apoyo de las fuerzas armadas y tanto como el secretario de Marina como el de la Defensa están pendientes de que no haya violaciones a los derechos humanos, no es esa la manera como se consigue la paz, fue un error.

El presidente descartó que sea un arma de doble filo la participación del Ejército en el combate a la inseguridad.

“Ha sido de mucha valía con el apoyo, tanto de la Marina como del Ejército, para enfrentar el grave problema de la inseguridad y la violencia, no, nos han cuidado mucho, no es lo mismo de antes, porque también no es para presumir, porque no es el mismo comandante”, destacó.

(Foto: gobierno federal)

Pendiente la Unidad mixta de investigación para masacre de 72 migrantes

Al cumplirse 10 años de la masacre en San Fernando, Tamaulipas, sigue pendiente la creación de una Unidad Mixta de Investigación que permita saber qué fue lo que ocurrió y quién participó en los asesinatos de 72 migrantes, así como las autoridades que permitieron que estos hechos ocurrieran.

La Fiscalía General de República y la subsecretaría de Derechos Humanos se comprometieron en agosto de 2019 a crear una unidad mixta de investigación sobre la masacre de 72 migrantes, ocurrida en agosto de 2010 en el rancho El Huizache, así como las fosas encontradas en ese municipio en 2011, y los 49 torsos humanos dejados en un paraje de Cadereyta, Nuevo León.

Esta mañana, a pregunta de Pie de Página, el presidente Andrés Manuel López Obrador se comprometió a informar los avances del caso a través del subsecretario de Gobernación, Alejandro Encinas.

Por la tarde, en una reunión virtual, Encinas manifestó su interés por participar en la propuesta de crear una unidad mixta de investigación, de acuerdo con la Segob.

Aclaró, sin embargo, que la creación de la unidad es facultad de la Fiscalía General de la República (FGR). Encinas dijo que tanto la subsecretaría a su cargo como el Instituto Nacional de Migración, la Comisión Nacional de Búsqueda y la Unidad de Política Migratoria, Registro e Identidad de Personas, así como la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, están abiertas a coadyuvar para que se conforme.

“Están abiertas las investigaciones, son hechos muy lamentables, en efecto, fue una masacre, hace diez años, en Tamaulipas, de migrantes, y tenemos que seguir con la investigación”, dijo López Obrador en su conferencia matutina.

“Vamos a que la Secretaría de Gobernación es muy probable que ellos tengan abierta la investigación, Alejandro Encinas; hoy mismo podemos informar a todos”, indicó.

A 10 años de la masacre aún no se concreta la Unidad Mixta de Investigación que se ofreció y por el contrario en 2019 se registraron dos casos de secuestro de personas que viajaban en dos autobuses, de los que las autoridades federales no han informado.

“Acierto”, cerrar frontera sur

En el tema de los migrantes, López Obrador consideró como un acierto frenar el ingreso de migrantes en la frontera sur del país, porque permitirles el acceso era ponerlos en riesgo por lo que sucedía en la frontera norte del país.

“En ese momento sostuvimos que era importante cuidar a los migrantes centroamericanos, porque los organizaban, había tráfico, a partir de la entrega de dinero, de los llamados polleros, organizaban caravanas para pasar por México y llegar a Estados Unidos; tomamos medidas, tener más control. Eso que lamentablemente sucedió en Tamaulipas, esas medidas han servido para proteger a migrantes. No hemos tenido casos así”, sostuvo.

Deja una respuesta