Realidad alterna | Lecciones de una pandemia

Este miércoles, Lulú Cano habla del egoísmo y la poca responsabilidad social de los individuos frente a escenarios críticos como una pandemia.

Por: Lourdes Cano Vázquez

Autlán de Navarro, Jalisco. 22 de julio de 2020. (Letra Fría) La vacuna está cerca, más rápido de lo esperado, más que cualquier vacuna históricamente desarrollada contra virus y enfermedades mortales para la humanidad. Pero no es esa la solución para nuestra especie; hoy padecemos el covid, pero antes fue la viruela, la peste o la gripe española; el hecho es que somos vulnerables ante posibilidades infinitas.

Y la vacuna llegará sin que hayamos aprendido la lección que una pandemia mundial nos puede dejar. No somos una sociedad disciplinada y en cambio somos una especie egoísta.

En una sociedad donde todos padecen ansiedad, depresión, crisis nerviosas, estrés y un largo etcétera de afecciones psicológicas, habrá que sumar a ese sector que vive de la frivolidad que brindan las benditas redes sociales y no tolera un día sin una pose, una fotografía o un vídeo que demuestra una vida deseable para los demás.

Todos ellos no podrían sobrevivir en un mundo donde el confinamiento no sólo fuera necesario, sino un acto de supervivencia. Imaginemos un contexto igual que el de la Segunda Guerra Mundial, donde algunas minorías fueran perseguidas y asesinadas, a tal grado que se vieran en la necesidad de esconderse para sobrevivir, borrar todo rastro de existencia, evitar cualquier movimiento que llame aunque sea un poco la atención.

Ahí, en el momento en que no veamos obligados a permanecer en un encierro para sobrevivir a las amenazas, me gustaría escuchar los lamentos por no poder tener vida social, saber si todo el modus vivendi de muchos hoy en día sigue siendo más importante que la vida misma.

Esto es una lección de supervivencia,  de responsabilidad, empatía, solidaridad; una carrera de resistencia en la que si gano yo, todos ganamos, porque entendemos que somos vulnerables como especie y no como individuos. Pero la vacuna llegará y muchos seguirán sin entender de qué se ha tratado todo esto. En lugar de eso, nos dedicamos a politizar y negar la realidad, sin ver que el día que este virus deje de ser una amenaza, seguramente habrá otros.

LL/LL

*Se autoriza su reproducción siempre y cuando se cite claramente al autor y la fuente. Se prohíbe su reproducción si es con fines comerciales.

Deja una respuesta

Historia Previa

Autlán registra tres decesos más a causa de COVID-19; acumula diez

Próxima Historia

Sin presupuesto, Festival Áurea Corona revela cartel para edición en línea

Latest from