//

Relleno sanitario colapsado a 36 días de terminar administración

Estado actual del relleno sanitario a menos de 40 días de que salga la administración 2018-2021 (Foto: Esther Armenta)

Antes de llegar al relleno sanitario el camino está cubierto de basura. Los desechos de los autlenses se están depositando fuera del vertedero municipal, lo que evidencia una de las crisis de recolección de basura más severas de la administración pública 2018-2021 y un mal manejo del relleno que recibe diariamente alrededor de 120 toneladas de basura.

Por: Esther Armenta

Autlán de Navarro, Jalisco. 25 de agosto del 2021. (Letra Fría) La gran deuda de Miguel Ángeles Íñiguez Brambila con los autlenses quedará en la basura. A 36 días de que la administración concluya su periodo comenzado en octubre del 2018, las malas decisiones tomadas a lo largo de tres años muestran resultados insostenibles en el servicio de recolección de basura y más críticamente en el destino final de los residuos, donde el tratamiento de separación y compactación es casi nulo.

Anuncios

El relleno sanitario, ubicado a unos nueve kilómetros del centro histórico de Autlán, está al límite. En este lugar un aproximado de 120 toneladas de basura provenientes de distintos puntos del municipio, ingresan todos los días. Ahí, las evidencias dejan al descubierto el problema.

Los 600 metros previos a la entrada del relleno son custodiados por dos muros de basura que reducen el camino a un espacio en el que apenas y puede pasar un vehículo. La basura depositada sobre la brecha de terracería se conecta directamente con el espacio delimitado con alambre como el basurero formal, donde la imagen es igual de dramática, pues los desechos de los autlenses están apilados en una montaña que supera el metro de altura.

De acuerdo con algunas personas que conviven todos los días con los desechos, la causa del problema ambiental se debe a las fallas mecánicas sufridas en la maquinaria que compacta las 120 toneladas de basuras diarias, lo que impide que el acomodo de los desechos sea continuo.

El depósito de basura fuera del área permitida se debe al mal manejo del relleno sanitario por parte de la Dirección de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable de Autlán, pero también por los desechos que particulares llevan a la zona.

Estado actual del relleno sanitario a menos de 40 días de que salga la administración 2018-2021 (Foto: Esther Armenta)

Esta no es la primera vez que hay un mal manejo en el relleno. Apenas en febrero pasado, el ayuntamiento hizo pública la sanción emitida al municipio a través de  la Procuraduría Estatal de Protección al Ambiente, (PROEPA), precisamente por el mal manejo en el relleno sanitario.

Unos días después de conocerse el hecho, el director de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable en Autlán, Jorge Amador González, habló con Letra Fría el 4 de marzo, sobre la multa de 84 mil pesos que se impuso por las irregularidades encontradas en el basurero. En ese momento el director excusó que la inspección que derivó en la infracción se hizo el 14 de mayo del 2018, cuando era presidente municipal Fabricio Corona. El actual director prácticamente se deslindó de responsabilidades y detalló haber llegado al acuerdo de no pagar la multa con dinero a la hacienda estatal, sino que los 84 mil pesos se invertirían para subsanar las deficiencias del relleno sanitario al realizar el recubrimiento del relleno, además se crearía un manual operativo en coordinación con la JIRA y una estrategia de monitoreo para un buen manejo del espacio.

Video: Esther Armenta

Para respaldar las mejorías, el Gobierno de Autlán decidió destinar la cantidad de 250 mil pesos que tendrían como fin la compra de balastre para hacer la cobertura de los desechos compactados y así garantizar el mantenimiento del relleno sanitario, el mismo que hoy atraviesa uno de sus peores momentos.

“Los 250 mil pesos se van a utilizar en mantenimiento para cobertura para comprar tierra o balastre, para colocar en la primera etapa que vamos a manejar en primeros cuadrantes. No van a ser suficientes pero para ahorita, para empezar a trabajar con esto y llevar un orden dentro del relleno, es excelente para nosotros”, compartió Jorge Amador en marzo.

El problema son los camiones y la educación ambiental

Aseo público cuenta con 13 camiones recolectores, pero la mitad están en taller la mayor parte del tiempo.

Desde hace algún tiempo la justificación sobre las condiciones del servicio de recolección de basura y el tratamiento final de la misma, es que no hay camiones de basura suficientes, tampoco máquinas que trabajen en el recubrimiento y compactación de los residuos y más recientemente el brote de coronavirus en trabajadores de aseo público que afectó el servicio.

Sobre la maquinaria que hace la compactación de los residuos sólidos urbanos, en marzo pasado el propio director compartió que el equipo era obsoleto y presentaba fallas desde diciembre del 2018 y aunque la mandaban reparar, en palabras de Jorge Amador: “no podía quedar al cien”,  por lo que en los trabajos con los desechos comenzó a usarse la maquinaria del programa estatal “A toda máquina”, además el gobierno rentó otra y a la par se buscaba, según confirmó el funcionario, la gestión de recursos para comprar una nueva porque era “un elemento esencial” en el tratamiento de la basura.

Video: Esther Armenta

La máquina fija en el basurero no es la única con desperfectos. Durante toda la administración en que Jorge Amador ha estado al frente de la dirección, se ha comunicado de la constante reparación del parque vehicular para recoger y transportar la basura. Hubo un periodo en que todos los días la página oficial del gobierno, anunciaba cuántos camiones recolectores estaban en funcionamiento y cuántos en taller.

Los pagos por reparación, representaron para el Gobierno Municipal de Autlán una inversión de 813 mil 555 pesos con 68 centavos en los años 2019 y 2020, esto sin contemplar los ajustes de la retroexcavadora y el arrendamiento de otra maquinaria.

Según la información obtenida vía transparencia, en 2019 se destinaron 356 mil  297 pesos con 68 centavos para dichas tareas, mientras en 2020 aumentó el gasto en un 22 por ciento, lo que significa que se pagaron 457 mil 258 pesos por reparar los camiones.

El responsable de atender la problemática, añadió en una ocasión que además del parque vehicular y el mantenimiento del relleno, era indispensable la educación ambiental de la población para dar abasto al tema.

“Si se maneja la obra civil como debe ser, tenemos mucho espacio y mucho tiempo para ese relleno. Nosotros podemos hacer conseguir el banco de material, meterle las máquinas que sean necesarias, más camiones para estar recolectando todos los residuos pero sino le bajamos al consumo va a ser difícil que siga durando», dijo en marzo pasado.

A estas alturas tanto los vehículos como el relleno sanitario están al limite y la autoridad no se ha pronunciado al respecto.

Foto: Esther Armenta

Ma/Ma

*Queda prohibida la reproducción total o parcial. El contenido es propiedad de Letra Fría*

Periodista egresada de la Licenciatura en Periodismo en el Centro Universitario del Sur de la Universidad de Guadalajara. Afinidad por el periodismo de investigación, narrativo y derechos humanos. Fue co conductora de Matutino LF. Reportera en Letra Fría desde de mayo de 2019 hasta febrero de 2022.

Deja una respuesta

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad