¿Ganas el salario mínimo y sigues sin comprar casa nueva? Tenemos malas noticias

El Infonavit calculó que hay 200 mil créditos disponibles y listos, pero el Registro Único de Vivienda reportó que solo hay 38 mil 529 casas con un valor menor a los 600 mil pesos en Sinaloa

Por: Espejo Revista | Alianza De Medios

En Sinaloa hay 200 mil personas que tienen la posibilidad de tener un crédito para comprar vivienda, pero el mercado no les corresponde.

Anuncios

El Infonavit calculó esos 200 mil posibles créditos en todo el Estado, mientras que el Registro Único de Vivienda establece que hay 38 mil 529 viviendas disponibles con un valor menor a los 600 mil pesos de las 85 mil 49 construidas en Sinaloa en 2022.

Adolfo Ernesto Verdugo Dagnino, delegado del Infonavit en Sinaloa, explicó que para 2023 hay una expectativa nacional de colocación para tratar de disminuir el rezago de vivienda, y que la falta de vivienda de bajo costo no es una limitante para el Instituto, pues existen otras opciones disponibles en sus estrategias de mercado.

“No es una limitante, porque nosotros (Infonavit) también estamos para comprar vivienda usada, estamos para autoconstruir… entonces, existe un inventario de vivienda, pero también existe un inventario de vivienda usada que está en oferta”, dijo el delegado del Infonavit en Sinaloa.

El mercado de vivienda usada, sin embargo, ha servido también como uno de los factores de especulación de mercado, el cual no garantiza que sean viviendas dignas o adecuadas, de ahí el hecho que hayan sido deshabitadas.

Una investigación de Revista ESPEJO revela que la vivienda en Culiacán se ha encarecido en los últimos 10 años por razones que van desde los técnico y común en la construcción como la situación inflacionaria en los costos de los materiales, los requerimientos burocráticos, los precios de los terrenos para construir y hasta la ubicación de estos mismos. Aunque no es todo:

Los costos de las casas y departamentos en la capital de Sinaloa también han incrementado a niveles por encima de un salario promedio por situaciones aparentemente externas, como la intervención de intermediarios -también llamados coyotes-, la corrupción de peritos valuadores, la especulación que se da con la construcción de plazas y centros comerciales, estadios, oficinas de gobierno o universidades,y la alta demanda de un mercado llamado “informal”, donde caben aquellas personas que obtienen dinero lícito aunque sin comprobar sus ingresos a las oficinas de recaudación y las que obtienen dinero ilícito y buscan ‘limpiarlo’. Estos últimos, incluso, son un factor clave e histórico en Culiacán.

Para leer el contenido completo, sigue leyendo en el sitio de Espejo Revista.

Deja una respuesta

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad