Ilustración: Israel Aguilar

Generación “COVID-19” | Del aula a la casa; educación digital y pandemia

en Investigaciones Especiales

De marzo a la fecha, las 496 escuelas de la DRSE Sierra de Amula cerraron sus puertas para evitar la propagación de #coronavirus, medida que los obligó a digitalizar el plan educativo. Durante esta experiencia, alumnos, maestros y padres de familia han tenido que reinventar la vida escolar de los casi 14 mil niños y niñas de la comunidad escolar.

Investigación por Esther Armenta | Ilustraciones y animaciones de Israel Aguilar

Autlán de Navarro, Jalisco. 05 de mayo de 2020 (Letra Fría) Después del viernes 13 de marzo, la vida escolar no ha sido la misma. Lo que estaba marcado como fin de semana festivo, se convirtió en un confinamiento de casi dos meses que busca evitar la propagación de coronavirus en Jalisco, estado que desde hace más de un mes ofrece clases en línea para los alumnos de la entidad; la educación online ha evidenciado las capacidades y deficiencias de alumnos, maestros y padres de familia en la era digital.

La justificación fue precisa cuando el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, dijo el 15 de marzo que a partir de ese momento la enseñanza sería virtual para evitar contagios de COVID-19 en el estado; el cambio del aula al hogar como estrategia preventiva se convirtió en una orden nacional para el nivel de educación básica el 30 de marzo, día en que el titular de la Secretaría de Educación Pública, Esteban Moctezuma Barragán, confirmó que las escuelas mexicanas mantendrían las puertas cerradas y los libros abiertos desde casa hasta nuevo aviso. 

Con los días acercándose a la culminación del calendario escolar, incrementa la incertidumbre de saber si el conocimiento a distancia y gestado en núcleos familiares será suficiente para estudiantes de preescolar, primaria y secundaria, principales involucrados en la tarea que ha colmado la paciencia de miles de padres de familia y a puesto a prueba las fortalezas y deficiencias del sistema de educación mexicano. 

En Autlán de Navarro, 13 mil 686 niños y niñas pertenecen a las escuelas de la DRSE Sierra de Amula, en total, la región contempla estudiantes de 14 municipios y suma una comunidad estudiantil de casi 39 mil estudiantes que hoy experimentan el aprendizaje digitalizado, algunos de ellos han decidido contar su historia. 

Los alumnos

Llamadas por zoom, grupos de Whatsapp y Facebook han servido para que los alumnos del nivel básico puedan tener acceso a las actividades según el grado escolar cursado; además recientemente los niños y niñas pueden dar seguimiento a los módulos de aprendizaje a través de la plataforma digital Recrea Jalisco y las clases por televisión en los canales 11.1 y 17.1 de televisión abierta. 

Pero tener acceso al material escolar no es todo lo que importa a los estudiantes; la explicación precisa de los profesores y las horas de juego con sus compañeros son elementos que hacen la diferencia en su aprendizaje. 

Los papás

Para los padres de familia tampoco ha sido fácil convertirse en la maestra o maestro de sus hijos, aseguran que no cuentan con la pedagogía para llevar a cabo de manera acertada la explicación de temas que incluso, ellos desconocen.

Además, sus vidas diarias y laborales también han cambiado. La situación vivida en la Sierra de Amula se replica en familias de la Costa Sur, de quienes también hablamos en este trabajo.

Los maestros 

La mudanza digital tomó por sorpresa a los 496 planteles educativos que conforman DRSE Sierra de Amula. El impacto en los 14 municipios se vive, en diferente medida, dentro de escuelas públicas y privadas. 

En Autlán de Navarro, las escuelas, incluido el Centro Escolar Chapultepec han tenido que enfrentar la pandemia con la constante actualización a distancia de sus profesores. De acuerdo con la directora del plantel, Alejandra Josefina de Luna Herrera, la emergencia sanitaria obligó a repensar nuevas estrategias de enseñanza desde la tecnología.

Esperan el regreso a las aulas

Las autoridades escolares han dicho que las clases virtuales continuarán hasta nuevo aviso, siendo el 17 de mayo la fecha establecida para dar a conocer el estado de la pandemia y las posibilidades de retomar actividades presenciales.

Mientras el día de reabrir las puertas se anuncia; alumnos, padres, maestros y todo el personas de las escuelas, trabajan desde sus hogares, ansiando el momento en que la cotidianeidad vuelva a sus días.

MA/MA

*Los testimonios de los niños fueron grabados con la autorización de los padres de familia.

**Se autoriza su reproducción siempre y cuando se cite claramente al autor y la fuente. Se prohíbe su reproducción si es con fines comerciales.

Periodista egresada de la Licenciatura en Periodismo en el Centro Universitario del Sur de la Universidad de Guadalajara. Tiene afinidad al periodismo narrativo. Colaboradora en Letra Fría desde 2017 y reportera a partir de mayo del 2019.

Deja un comentario

Latest from

Hacia Arriba Inicio