/

Nombres prohibidos

Rosa Eugenia García Gómez | Las Carrilleras de Adelita

Zapotlán el Grande, Jalisco. 11 de agosto de 2022. (Letra Fría) Rieleras y juanes, en ocasiones la realidad supera a la ficción y el mensaje en Twitter de este martes del DIF de la ciudad de México, replicando lo que el Registro Civil de la capital mexicana determinó acerca de los llamados “nombres prohibidos”, nos lo recordó esta semana.

Anuncios

Ya sabemos que las redes sociales y su apertura infinita las hacen profundamente atractivas para la difusión pronta, y al parecer a los funcionarios implicados les pareció buena idea publicar la lista de 62 nombres de personas argumentando que buscaban desalentar a los padres y madres, o a quien quisiera sugerir las denominaciones y evitar el bullying a los potenciales portadores de los que consideraron singulares sustantivos propios.

La lista incluía: Aceituno, Amilcar Cajada, Aguinaldo, All Power, Anivdelarev, Batman, Benefecia, Buerger King, Cacerolo, Calzón, Caraciola, Caralalimpio, Cesárea, Cheyenne, Christmas Day, Circuncisión, Culebro, Delgadina, Diodoro, Email, Espinaca, Facebook, Fulanito, Gordonia, Gorgonio, Harry Potter, Hermione, Hitler, Hurraca, Iluminada, Indio, James Bind, Jorge Nitals, Lady Di, Marciana, Masiosare, Micheline, Panuncio, Patrocinio, Petronilo, Piritipio, Pocahontas, Pomponio, Privado, Procopio, Rambo, Robocop, Rocky, Rolling Stone, Sobeida, Sol de Sonora, Sonora Querida, Telésforo, Terminator, Twitter, Usnavy, Virgen, Yahoo y Zoila Rosa.

Y aunque en la red hubo -como era de esperarse- comentarios hilarantes, también se dio el caso de quien, con un análisis más profundo, encontró nombres cuya inclusión en la lista era más producto de la ignorancia y el prejuicio, que de una base sólida para la decisión unilateral… y por supuesto, la publicación fue retirada.

Las palabras no son buenas, ni malas, somos los seres humanos los que les damos connotaciones positivas y negativas con base en experiencias, tradiciones, religiones, culturas particulares y otros tantos elementos que hacen que le otorguemos carga de algún tipo. Es la interpretación lo que deriva en este tipo de descalificaciones.

Que sea una autoridad la que pretenda, desde su espacio limitado de poder –y al parecer, también de intelecto-, imponer una prohibición sin argumentos suficientes, lo que suscita este tipo de hechos, por decir lo menos, lamentables.

Y entonces nos hace pensar ¿será que eso, la falta de conocimiento y el prejuicio son característicos de otras decisiones de relevancia?

Por otra parte, es el análisis científico –las ciencias sociales también son Ciencia-, enmarcado en el respeto y con base en la experiencia profesional lo que ha de fundamentar decisiones para entonces ampliar la visión de las políticas públicas y alcanzar a vislumbrar que es la educación en el sentido más amplio, sin soslayar lo relativo al respeto que todos y todas se merecen, la que ha de guiar acciones sin prohibiciones innecesarias y exhibidoras. 

Rosa Eugenia García Gómez es Licenciada en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Autónoma de Guadalajara, y Maestra en Ciencias sociales con especialidad en Comunicación Social por la Universidad de Guadalajara. Ha sido periodista por 30 años y se ha desempeñado en medios nacionales, estatales y regionales, tanto especializados como de temas de interés informativo general. También fue jefa de áreas de comunicación de gobierno, y universitarias. Ha publicado más de una docena de artículos y capítulos de libros académicos nacionales e internacionales. Además, es integrante del cuerpo académico en consolidación UDG-CA-1085 de Letras y Periodismo del Centro Universitario del Sur de la Universidad de Guadalajara.
Ha impartido conferencias en diferentes universidades del país con temas de análisis del periodismo en un contexto social. 
Actualmente es columnista en varios espacios informativos.
Es fundadora de la Licenciatura en Periodismo y de la Academia de Comunicación Social del Centro Universitario del Sur de la Universidad de Guadalajara, donde también se desempeña como académica.
Es humanista por convicción, periodista con orgullo y académica como una forma de retribuir a la sociedad conocimiento, ética y congruencia.
Correo: rosa.garcia@cusur.udg.mx

Deja una respuesta

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad