Orejas para “El Conde” y Valadez ante un encierro descastado

El francés Sebastián Castella llegó a Guadalajara con expectativas, pero no corrió con suerte y se fue en blanco de la Nuevo Progreso.

Alfredo Ríos "El Conde". Foto: Mayra Vargas.

Por: Ricardo Sotelo

Guadalajara, Jalisco. 30 de enero de 2023. (Letra Fría).- Decepción total ante un encierro de De la Mora que careció de transmisión y solamente dejó esbozos con el cierraplaza, en el primer festejo de la temporada 2023 de la Plaza de Toros Nuevo Progreso.

Anuncios

MEJORAVIT

El encierro que promedió los 518 kilogramos fue protestado por la afición tapatía que, incluso pidió que el segundo del festejo de nombre “Caudillo” fuera devuelto a los corrales al considerarlo indigno de este coso.

Leo Valadez y Sebastián Castella de espaldas, mientras «El Conde» lidia. Foto: Mayra Vargas.

Con el primero de la tarde, Alfredo Ríos “El Conde” no tuvo opciones de triunfo al encontrarse con un toro justo de fuerzas y sin codicia, al que no pudo fijar en su muleta para matar media estocada y luego con el descabello.

La tarde pareció tocar fondo cuando “Cotilla” se despitorró del lado derecho y tuvo que regresar por la puerta de toriles. El mejor toro en cuanto a trapío, se había lastimado sin capotazo alguno del diestro tapatío.

Anuncios

APYSA

Sin embargo, el reserva de “Boquilla del Carmen” salió al ruedo y embistió desde el primer momento para poner la emoción en la primera corrida del año.

“Franciscano” tuvo la raza suficiente para bordar un faena completa que hizo brillar a Alfredo Ríos como en sus mejores tiempos. Al final una estocada certera para cortar la primera oreja.

Alfredo Ríos “El Conde”. Foto: Mayra Vargas.

La plaza en las que tantas veces Castella ha bordado el toreo, hoy enmudeció y no por falta de voluntad del francés, sino por el lote. Los astados, distraídos y sin casta, no le permitieron lidiar al galo con la técnica que le precede y se conformó con salir al tercio con el quinto de nombre “Mar de Nubes”.

El consentido de esta plaza, Leo Valadez, sabía que con el sexto no podía irse sin trofeos y mostró la solera de un matador consolidado para cortar a pulso una oreja.

La faena la inició con las tradicionales “Zapopinas” en los medios, para después colocar los tres pares de banderillas, que fueron hacia la parte medular de la lidia. En el último tercio lució por el lado izquierdo y mató de una estocada fulminante para tocar pelo ante las casi diez mil personas.

El hidrocálido Leo Valadez. Foto: Mayra Vargas.

El Matador de Aguascalientes cumplió y fiel a su estilo dejó una grata impresión en su regreso a Guadalajara.

Para el siguiente domingo se dará la corrida del aniversario número 56 de la Nuevo Progreso, en la que partirán plaza el hidrocálido Arturo Macías, el peruano y primera figura del toreo Andrés Roca Rey y Arturo Gilio, quienes lidiarán un encierro de Los Encinos.

Edición: MV

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad