Palabras de honor | Rusia y Ucrania

Por: Gabriel Michel Padilla, cronista municipal de El Limón

El Limón, Jalisco. 13 de abril de 2022. (Letra Fría) Arrastrados por la moda o el esnobismo, ahora los intelectuales se aprestan a posicionarse en relación a esta tragedia que sacude a Europa y por ende a todo el género humano. 

Anuncios

APYSA

Que si Rusia tiene “algo de razón”, que si Ucrania debió ser prudente en sus expresiones de simpatía por la OTAN. El caso es que en pleno siglo 21, los seres humanos siguen siendo trogloditas, cavernarios que no pueden resolver sus controversias sino como “homo lupus”. 

Putin, como digno sucesor de Iván El Terrible, que cometió el execrable crimen de asesinar a su propio hijo Iván Ivanovich, cuando el perverso zar intentaba golpear a su nuera por vestir de una manera poco ortodoxa, y su hijo se interpone y éste reacciona con inusitada ira y de un golpe lo asesina;  este nuevo Iván, llamado Putin, muy digno sucesor del despreciable asesino, encabeza este acto vergonzoso injustificado y lleno de barbarie de invadir Ucrania, hecho en el que han muerto niños, ancianos y han sido desplazados más de 5 millones de personas. 

Anuncios

Gallery

Vanas fueron las súplicas del Secretario de la ONU quien ha pedido a Putin que salga de Ucrania, en nombre de la Humanidad, lo mismo el llamado del presidente de Turquía. La súplica del Papa Francisco también ha sido en vano. 

Arasmus von Rotterdam o Erasmo de Róterdam, apasionado militante por la paz, gloria del humanismo europeo, autor de “Elogio de la Locura” proclamó: “La guerra es el mal por excelencia, el peor de los crímenes contra la humanidad y contra la ley de Cristo, por lo tanto ningún motivo, político, militar o religioso debe justificar su presencia”. 

La carrera armamentista y la industria que la sustenta debe convertirse en el símbolo de la barbarie que hay que corregir de raíz, el nuevo estatuto que debe regir la política de los pueblos debe ser: “Cero violencia, cero armamentismo”. La ONU debe empoderarse lo suficiente para terminar con el poder armamentista unilateral de las naciones poderosas. Esto huele a sueño guajiro, o como lo quieran ustedes nombrar. Pero o se cumple ese sueño o siempre estaremos desvelados mientras sepamos que asesinos con títulos de hombres de estado, estén bajo la tentación de saciar su codicia de poder por medio de la armas. 

Creo que ese pensamiento radical a favor de la paz es el que debe marcar el camino de una humanidad renovada y auténticamente revolucionaria.

Los “intelectuales” que intenten justificar otros caminos son paja y estiércol.  

MA/MA

Queda prohibida su reproducción total o parcial. El contenido es propiedad de Letra Fría.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad