Realidad Alterna | El política no existen casualidades

Por: Lourdes Cano Vázquez

Guadalajara, Jalisco. 28 de octubre de 2020. (Letra Fría) Cuando parezca que alguna noticia o acontecimiento tiene un trasfondo político, no les quepa duda que lo tiene; al día de hoy los ánimos se perciben tensos entre el gobierno federal y los gobiernos locales, hablando más específicamente de la denominada Alianza Federalista, ese grupo de gobernadores ‘rebeldes’ que al parecer representan el único contrapeso a un  presidente todopoderoso.

Y es que podría parecer que el ruido es mucho,  pero  en realidad las piedras son pocas; el amago de Alfaro en cuanto a romper el pacto fiscal con el gobierno federal son nada más y nada menos que esas ganas desmesuradas que tiene de ser candidato presidencial, de posicionarse como el líder de una oposición que no existe dentro de los partidos y que está viendo en la Alianza Federalista una oportunidad para sobresalir en esa masa amorfa que debería operar como un contrapeso al poder desmesurado que ostenta el presidente.

Porque ahí,  entre todos aquellos que no aunque no saben muy bien por qué odian a López Obrador y los que lo saben desde el minuto en que se convirtió en presidente de México  o incluso antes, hay todo un nicho electoral sin ser explotado, y ese es el objetivo de nuestro siempre beligerante Gobernador Alfaro.

Esos grupos entre los que están el FRENAAA (esa ultraderecha rancia y peligrosa que no sabe que el presidente no es de izquierda), los electores decepcionados, los grupos de verdadera izquierda progresista utilizados por el presidente que ya no le son útiles, los indecisos y los integrantes de los partidos, buscan desesperadamente una voz de mando que les diga todo lo que quieren escuchar, y que manifieste una franca postura anti López Obrador para abanderarlo rumbo al 2024, teniendo en la mira más cercana las elecciones del año próximo.

Alfaro sabe eso, y si no le importó lucrar políticamente con la pandemia como todos lo han hecho, tampoco va a dejar pasar la carta del presupuesto para los Estados, que dicho sea de paso siempre ha sido inequitativo para los que más aportan, eso no es nada nuevo, pero si es una buena excusa para hacer ruido y ver que se puede ganar para 2021.

Ahora que suena muy escandaloso esto de la ruptura, pero no estamos hablando del pacto Federal, efectivamente como lo dijo el presidente, ese no se puede romper, pero yo que él no estaría tan tranquila porque Alfaro está hablando de los presupuestos y las aportaciones de los Estados y ahí estamos hablando completamente de otra cosa, no de la República independiente y soberana de Jalisco como muchos nos podríamos imaginar en un primer momento.

Y aunque no estamos hablando de una «Independencia», sí estamos hablando de una ruptura que nos dejaría ante un escenario inédito y en la expectativa de lo que pueda suceder en un futuro cercano. Ahora que, si es como apretar el botón de emergencia contra el covid-19, entonces probablemente el gobernador amenace 10 veces sin hacerlo, y al final no haga nada; será lo políticamente más conveniente, de eso no les quede la menor duda, en política no existen las casualidades.

MA/MA

*Los medios de comunicación, blogs, sitios web, grupos, perfiles o páginas de Facebook que deseen compartir nuestro contenido en sus plataformas, deberán solicitarlo por escrito a Letra Fría. No basta con citar la fuente y al autor, su reproducción total o parcial debe ser autorizada de forma expresa*.

Deja una respuesta