////

Tacotán, Trigomil y Las Piedras, demasiado lejos de la posibilidad de reventar; PC Jalisco

Presa Tacotán durante el temporal de lluvias del año 2020, registraron 102 por ciento de su capacidad. (Foto: Coordinación Municipal de Protección Civil y Bomberos Unión de Tula)

“El incremento de los cauces de los ríos y arroyos no significa que las presas vayan a reventar. Las presas están llenas precisamente por el temporal de lluvias. Nosotros tenemos contacto directo con la CONAGUA, que son los que monitorean todo el tiempo las presas para prever cualquier situación de emergencia», asegura el director de la Base Regional El Grullo de la Unidad Estatal de Protección Civil y Bomberos Jalisco, el comandante J. Jesús Ávila Gutiérrez.

Por: Darinka Rodríguez

Autlán de Navarro, Jalisco. 04 de septiembre de 2021. (Letra Fría) Con el temporal de lluvias siempre viene el aumento de agua en los ríos y arroyos de las regiones. El escurrimiento de los cauces es constante, las presas se llenan, y el miedo a que revienten aparece en los pobladores de las comunidades que se encuentran particularmente cerca de éstas. En el caso de la población de la Sierra de Amula, este miedo recae en la presa “Tacotán”, la presa “Trigomil”, y la presa “Las Piedras”.

Las recientes inundaciones en los municipios de Tuxcacuesco, El Limón y Ejutla, han contribuido a incrementar el miedo y preocupación de la población a que las presas de la región se desborden. Algunos ciudadanos incluso comienzan a circular información donde aseguran que el crecimiento de los ríos y arroyos es una señal de que las presas están a punto de reventar. 

Río Ayuquila. (Foto: David Escandón)

Para brindar una mayor claridad frente a este panorama que tanto preocupa a los habitantes de los municipios de la Sierra de Amula, el director de la Base Regional El Grullo de la Unidad Estatal de Protección Civil y Bomberos Jalisco, el comandante J. Jesús Ávila Gutiérrez, explicó la situación actual de las presas durante esta temporada de lluvias. 

“El incremento de los cauces de los ríos y arroyos no significa que las presas vayan a reventar. Las presas están llenas precisamente por el temporal de lluvias, esto ocurre todos los años. Nosotros tenemos contacto directo con la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), que son los que monitorean todo el tiempo las presas para prever cualquier situación de emergencia. Si fuera a ocurrir algo así las autoridades estatales y municipales de Protección Civil Jalisco, seríamos las primeras en informar”, aseguró Ávila Guitiérrez.

De acuerdo con información compartida por la Base Regional El Grullo de la Unidad Estatal de Protección Civil y Bomberos Jalisco, al día de hoy 4 de septiembre, la presa Basilio Vadillo, mejor conocida como “Las Piedras”, ubicada en el municipio de Ejutla, se encuentra al 106.31% de su capacidad. Por otro lado en Unión de Tvla, la presa “Tacotán” está al 101.2% de su capacidad, y la “Trigomil” al 105%. 

Fotografía cortesía de CONAGUA.

Frente a estos datos el comandante Ávila Guitérrez, aclaró que aunque estos datos muestran que las presas se encuentran a más del 100 por ciento de su capacidad, el desfogue moderado de agua que se realiza a través de las obras de toma de las presas impide que estas revienten. 

“La obra de toma es una llave, una válvula como la que tienen las bañeras para tirar el agua. Por ahí se realiza el desfogue de las presas cuando se llenan, pero se trata de una cantidad moderada y constante; se mide en metros cúbicos por segundo. Este desfogue sí ocasiona que los ríos y arroyos que escurren de la presa incrementen, pero no lo hace de una manera tan abrupta como para desbordarlos”, aclaró el comandante al preguntarle, si el agua vertida a través de la obra de toma de una presa representa un riesgo inminente de inundación. 

Para el comandante J. Jesús Ávila Gutiérrez, el riesgo por el incremento de los ríos y arroyos está en que hay gente que vive demasiado cerca de los cauces, y por eso sus viviendas sufren daños por inundación. También hay gente que se pone en peligro al cruzar estos cauces cuando llevan bastante agua, y entonces son arrastrados por la corriente.

Trigomil, Tacotán y Las Piedras, son las presas que controlan y aprovechan el escurrimiento de los ríos Ayuquila, San Antonio y Ayutla. Estas tres presas son grandes obras de infraestructura hidráulica. La más reciente de ellas, construida el 23 de enero de 1993, la presa “General Ramón Corona”, conocida como Trigomil, tiene la capacidad de almacenar 250.1 hectómetros cúbicos de agua y su cortina tiene 100 metros de altura.

Ma/Ma

*Queda prohibida la reproducción total o parcial. El contenido es propiedad de Letra Fría*

Egresada de la Licenciatura en Periodismo del Centro Universitario del Sur de la Universidad de Guadalajara. Colaboró como reportera para Radio Universidad de Guadalajara Ciudad Guzmán, y en el periódico mensual El Puente. Apasionada de las letras y la defensa de los Derechos Humanos.

Deja una respuesta