Un lugar seguro: maestro acondiciona escritorios para regreso a clases

Cristián Pelayo, profesor de tercer grado de la escuela “Josefa Ortiz de Domínguez” en Las Paredes, acondicionó las mesas de trabajo del aula para brindar un retorno seguro a sus 20 alumnas y alumnos que desde hace algunas semanas, reciben asesorías en la institución.

Por: Esther Armenta

Autlán de Navarro, Jalisco. 14 de junio de 2021. (Letra Fría) El salón de clases es refugio para los estudiantes, eso lo entiende Cristian Pelayo Guzmán, el profesor de primaria que inició a impartir el conocimiento en las aulas hace cuatro años y que recientemente acondicionó el espacio de enseñanza para que sus jóvenes alumnos, de entre 8 y 9 años, puedan regresar a la escuela con menos riesgos de contraer COVID-19, el virus que diluyó las aglomeraciones hace 15 meses y hoy, comienza a dar tregua y la esperanza de retomar actividades colectivas.

Anuncios

MEJORAVIT

La escuela en la que labora desde hace un año Cristian Pelayo, de 27 de años de edad, es la “Josefa Ortiz de Domínguez”, ubicada en el silencioso poblado de  “Las Paredes”, localidad situada a 12 kilómetros de la cabecera municipal de Autlán de Navarro.

Escuela primaria “Josefa Ortiz de Domínguez”. Foto: Esther Armenta

El pensamiento de crear escritorios aislados, comenzó a rondar en la mente del ingenioso profesor desde el primer momento en que se anunció el posible regreso a clases presenciales en Jalisco, fue entonces cuando Cristian Pelayo consultó algunas mesas modificadas instaladas en colegios de otras partes del mundo; la idea lo cautivó y no hubo manera de desistir, así que durante dos fines de semana se puso a elaborar las mesas que el mismo acondicionó y pagó.

“En algún momento cuando nos pidieron que íbamos a regresar a asesorías, vi mesas modificadas en otro país, estamos hablando de China que es primer mundo, eran mesas increíblemente modificadas, muy bonitas y dije: bueno hay algunos recursos que se pueden utilizar y no son caros (…) Creo que tanto los niños como padres de familia se sienten más seguros. Quería darle confianza a los padres de familia, algunos me dijeron que no los mandarían a asesoría porque les preocupaba y se entiende, porque me ha tocado que los niños no tienen la costumbre de taparse al toser o estornudar”, cuenta el maestro. 

Los escritorios cubiertos  e individuales son, para el  docente de tercer grado, la posibilidad de detener el rezago educativo generado por las clases a distancia, pues con esta medida, más las recomendaciones de portar cubrebocas y respetar la sana distancia, las madres y padres de familia se han manifestado seguros de enviar a sus hijos a la escuela.

Anuncios

APYSA

Foto: Esther Armenta

Sobre el impacto de la pandemia en términos generales de la escuela “Josefa Ortiz de Domínguez”, se habla de un atraso global del 70 al 80 por ciento, es decir que al fin del ciclo 2020-2021, el aprendizaje esperado se logrará únicamente en el 20  a 30 por ciento de la comunidad estudiantil.  Los datos, aunque relevadores, no sorprenden, esta situación fue prevista una vez dada la indicación de no regresar a clases después del puente del 12 de marzo del 2020, según relata Pelayo Guzmán.

“Lo primero que se viene es un retroceso en los aprendizajes y las adversidades que íbamos a enfrentar porque desde la primera semana que nos dijeron “se va a trabajar a distancia” pasa por la mente de nosotros como maestros ¿cómo vamos a trabar, qué recursos vamos a utilizar, como le van a hacer los niños que no tienen esas posibilidades y qué vamos a hacer nosotros para solucionar esas problemáticas?”, compartió en entrevista a Letra Fría.

Los retos de las escuelas rurales antes y después de la pandemia continúan. Durante este tiempo la escasez de equipo electrónico, acceso a internet, comunicación con zonas urbanas, entre otras necesidades, estuvieron presentes en el ciclo escolar 2020-2021. Con el paso del tiempo, Cristian Pelayo desea que las oportunidades para sus alumnas y alumnos sean más y mejores, no solo en la primaria, sino, cuando decidan ejercer una profesión o cualquier otro trabajo lejos del refugio que les ofrece su maestro y el salón de clases en la escuela primaria.

Foto: Esther Armenta

Ma/Ma

*Queda prohibida la reproducción total o parcial. El contenido es propiedad de Letra Fría*

Periodista egresada de la Licenciatura en Periodismo en el Centro Universitario del Sur de la Universidad de Guadalajara. Afinidad por el periodismo de investigación, narrativo y derechos humanos. Fue co conductora de Matutino LF. Reportera en Letra Fría desde de mayo de 2019 hasta febrero de 2022.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad