Agenda ciudadana | Los 60 días más largos y breves

David Chávez analiza en su columna de hoy los efectos de la reforma electoral sobre el período de campañas políticas en 2021 y cómo beneficia a los nacientes partidos políticos.

Por: David Chávez Camacho

Autlán de Navarro, Jalisco. 13 de octubre de 2020 (Letra Fría) El 19 de junio pasado, la Suprema Corte de Justicia de la Nación echó para atrás los efectos de una reforma electoral impulsada por MC y PAN en el Congreso de Jalisco. Esta reforma tenía como objetivo recortar el periodo de campañas electorales de 2021 a sólo un mes.

El argumento del coordinador de la bancada panista en el Congreso estatal, Gustavo Macías Zambrano, a favor de tal recorte de periodo de campaña era popular pero inválido para la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Macías Zambrano argumentó que tal reforma se impulsó de acuerdo con lo que piensa la gente, al hartazgo que tiene la sociedad con las campañas políticas, las que finalmente no se ganan con procesos de 30 o 60 días, ya que según su argumentación las elecciones se ganan antes de que inicien.

Uno, superficialmente, puede estar de acuerdo con este argumento, ya que las campañas suelen ser un festival de promesas a destajo en las que la gente ya no cree, además de que se suelen ser costosas y ahora se suma el asunto de la pandemia de COVID19.

Sin embargo, argumentar que las elecciones se ganan o se pierden antes de que las campañas inicien, es muy revisable. Ya que el único parámetro de evaluación por parte de los ciudadanos sería el de los partidos que gobiernan, sin poder evaluar a otros partidos.

La decisión de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, de que las campañas duren 60 días, beneficiará sobre todo a dos partidos nacientes: Hagamos, emanado del Grupo Universidad, es decir, Universidad de Guadalajara; y a Futuro, el partido de Pedro Kumamoto, es decir, del Grupo ITESO.

Es obvio que al contar con más días de campaña tendrán mayores posibilidades de influir en el ánimo de los votantes, y habrá que observar especialmente a Futuro, encabezado por un gestor cultural, el joven Kumamoto, hábil para el discurso y la publicidad de casa en casa.

Sin embargo, otros partidos como el Revolucionario Institucional (PRI), de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Regeneración Nacional (Morena), tendrán igualmente mayores posibilidades de posicionar sus mensajes.

Ahora bien, ¿qué dirán los partidos a los votantes? Resulta previsible que Morena se cuelgue de la figura de Andrés Manuel López Obrador, quien se mantiene como un activo en la opinión pública, con todo y que ha sido cuestionado por todos los frentes. Morena no parece contar con nada más que la retórica de la Cuarta Transformación, pero no se debe subestimar otro gran recurso: el de los programas sociales del gobierno federal. Además, habría qué ver cuanta estructura logró crear y cuánta grilla interna le hará daño.

Como la esperanza es una alegría insegura, los otros partidos apostarán seguramente al discurso del miedo, que tampoco es subestimable ni carente de razón. En tiempos de pandemia, uno esperaría que el tema de salud resulte dominante en los discursos de campaña, pero se observa difícil hallar un discurso de certezas al respecto de COVID19.

El partido mejor posicionado en Jalisco será Movimiento Ciudadano, porque goza de mayor unidad que un Morena enfrascado en su propia lucha interna; estará mejor posicionado también por sus obras y porque la dinámica económica de Jalisco ha permitido contener de mejor manera los efectos económicos de la pandemia. Evidentemente, ello le ha resultado mucho más difícil al gobierno federal.

Habrá qué ver. El gran protagonista de esta elección será el virus que genera la enfermedad llamada COVID19, con efectos tremendos en la vida social y económica. Seguramente, las redes sociales serán el medio más utilizado en estas campañas. Los equipos ya deben estar preparados. Esperemos, pues.

LL/LL

*Se autoriza su reproducción siempre y cuando se cite claramente al autor y la fuente. Se prohíbe su reproducción si es con fines comerciales.

Deja una respuesta