/

Gracias, pero no

Foto: Vianney Martínez Pérez / Archivo LF

Rieleras y juanes estamos cercanos al 8 de marzo, una fecha para conmemorar ideas de reconocimiento de la equidad entre todas las personas y de reivindicación de los siglos de patriarcado y androcentrismo que dejaron de lado las aspiraciones legítimas que las mujeres de muchas épocas soñaron.

Las ideas y anhelos de equidad e inclusión son tan permanentes y necesarias de manera atemporal que cuando los actos institucionales políticamente correctos se programan únicamente en fechas cercanas al 8 de marzo generan desconfianza y dejan un resquemor de que los altos representantes de las estructuras establecidas buscan más parecer, que ser.

Anuncios

MEJORAVIT

Mis estudiantes de materias de periodismo de género y derechos humanos justo me compartieron su malestar acerca de la iniciativa y aprobación del 9 de marzo como el “Día Nacional sin Nosotras” por parte de la totalidad de los legisladores de la Cámara de Diputados en el recinto de San Lázaro de la capital de la República.

Los y las jóvenes expresaron su sentimiento de disgusto porque el paro nacional de mujeres en su origen pretende visibilizar lo que les pasa a las empresas, universidades, oficinas, escuelas en general y cualquier otro sitio laboral cuando las mujeres y su fuerza de trabajo, iniciativa, creatividad y empuje no están.

Simbolismos

Es una llamada de atención simbólica que reclama por las reales desapariciones y feminicidios, por lo que no necesita el permiso de autoridad alguna, sino el reconocimiento de una lucha pacífica que encierra el reclamo por la invisibilidad, violencia e inequidad de circunstancias a las que se condenó a las mujeres en el pasado, y que quizá muchos que no entienden el meollo del movimiento anhelan.

Las expresiones de las marchas del 8 de marzo y el paro nacional del día siguiente son parte de la cuarta ola feminista que de manera colectiva y a nivel mundial propone y exige soluciones a problemas de violencia sexual y explotación económica de las mujeres, luego de las otras tres olas en que se ganó de manera paulatina el derecho al voto, el reconocimiento filosófico y origen antropológico del androcentrismo y el patriarcado, la lucha por el derecho a decidir de las mujeres sobre su desarrollo y por el reconocimiento al proyecto de vida al que todas pueden aspirar.

Lo que queda es seguir buscando espacios para hacer visible la lucha histórica y la conciencia feminista, para que la ignorancia que compara al feminismo con un tipo de genocidio o lo equipara al machismo se erradique, empezando por la certeza del significado de feminismo según la RAE que en su primera acepción dice: “Principio de igualdad de derechos de la mujer y el hombre”.

 No es revanchismo, lo que las feministas buscamos es el legítimo derecho a la equidad.

MV

Rosa Eugenia García Gómez es Licenciada en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Autónoma de Guadalajara, y Maestra en Ciencias sociales con especialidad en Comunicación Social por la Universidad de Guadalajara. Ha sido periodista por 30 años y se ha desempeñado en medios nacionales, estatales y regionales, tanto especializados como de temas de interés informativo general. También fue jefa de áreas de comunicación de gobierno, y universitarias. Ha publicado más de una docena de artículos y capítulos de libros académicos nacionales e internacionales. Además, es integrante del cuerpo académico en consolidación UDG-CA-1085 de Letras y Periodismo del Centro Universitario del Sur de la Universidad de Guadalajara.
Ha impartido conferencias en diferentes universidades del país con temas de análisis del periodismo en un contexto social. 
Actualmente es columnista en varios espacios informativos.
Es fundadora de la Licenciatura en Periodismo y de la Academia de Comunicación Social del Centro Universitario del Sur de la Universidad de Guadalajara, donde también se desempeña como académica.
Es humanista por convicción, periodista con orgullo y académica como una forma de retribuir a la sociedad conocimiento, ética y congruencia.
Correo: rosa.garcia@cusur.udg.mx

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad