Lagarto escorpión: De seres divinos a monstruos

¿Cómo es exactamente el lagarto escorpión? ¿Dónde habita? ¿Cuáles son estos mitos? Y… ¿Por qué es tan importante saber de él? Nathaly Briceño Virgen y Oscar Cárdenas Hernández nos cuentan todo sobre este espectacular pero temido reptil.

Figura 1. Lagarto escorpión (Heloderma horridum) (George, C., 2020).

Por: Nathaly Briceño Virgen (1) y Oscar Gilberto Cárdenas Hernández (2)

En los antiguos pueblos de Mesoamérica los reptiles eran considerados seres divinos manifestantes de buena suerte, así como de placeres y virtudes. Sin embargo, hoy en día son vistos de manera negativa por la capacidad de llegar a ser peligrosos para el humano, lo que ha ocasionado la disminución de sus poblaciones por la cacería y la pérdida de sus hábitats.

Anuncios

APYSA

Un caso en particular es el de una especie muy representativa del folklore mexicano, el lagarto escorpión (Heloderma horridum) (Figura 1), uno de los reptiles venenosos que existen en la actualidad, lo que resulta en un pánico irrazonable entre las sociedades cercanas a esta especie, difundiendo mitos y suposiciones infundadas. Pero ¿Cómo es exactamente el lagarto escorpión? ¿Dónde habita? ¿Cuáles son estos mitos? Y… ¿Por qué es tan importante saber de él?

Comencemos por aprender lo básico sobre este animal. Este lagarto se distribuye a lo largo de la vertiente del océano Pacífico, del sudoeste de Estados Unidos hasta México y Guatemala; en México se le encuentra principalmente en zonas de selva baja caducifolia con climas cálidos subhúmedos, aunque también existen registros en zonas de matorrales espinosos y bosques templados (Figura 2).

Anuncios

Gallery

Su hábitat

Habita en madrigueras en los suelos de los ecosistemas, pero se le ha observado sobre los árboles buscando alimentarse. Tiende a ser un animal robusto llegando a pesar hasta los 4 kilos, que va desde los 40 cm hasta el metro de longitud con una cabeza ancha y aplanada y una cola corta con la capacidad de almacenar suficiente grasa para la época de hibernación.

Sus colores van desde color castaño oscuro a negro y en el cuerpo posee manchas y bandas color amarillo tenue sobre sus escamas granulares redondeadas. Se alimenta de huevos de aves y otros reptiles, mamíferos pequeños, insectos y ranas. Acerca de sus poblaciones, se sabe que suelen ser de un bajo número de individuos.

Por último, cuenta con unas extremidades con garras largas, una lengua bifurcada extensible y unas glándulas de veneno en su mandíbula con sus conductos de secreción y dientes acanalados por donde es secretado el veneno (Domínguez et al., 2012; Reisser et al., 2013).

Figura 2. Distribución del lagarto escorpión en México (registros obtenidos del Sistema Global de Información sobre Biodiversidad (GBIF por sus siglas en inglés).

Los mitos

Ahora bien, ¿por qué el odio hacia este animal? Todo radica en la capacidad de producir veneno y en su apariencia, reflejado en su nombre científico, que significa “horrible”. Se sabe que la mordida de este lagarto es sumamente dolorosa de acuerdo con las escasas víctimas humanas que han reportado los efectos del veneno.

Debido a esto, son considerados como animales agresivos y peligrosos, dando pie a creencias equivocadas como que al estar en contacto con la sombra de este individuo se adquiere la imagen del escorpión como un tatuaje en el pecho, causando así indudablemente la muerte por envenenamiento o incluso que es por la cola donde “inyectan” el veneno, dándole así su emblemático nombre de lagarto escorpión. Estos mitos han llevado a la creencia extrema de que si una persona se topa con este animal morirá (Domínguez et al., 2018).

Sin embargo, esto no es para nada real. Es un hecho que la especie puede pasar el 95% de su vida dentro de su madriguera, haciendo casi imposible su avistamiento.

En los meses de abril a noviembre suelen abandonar sus madrigueras mínimo una hora al día para tomar el sol y aumentar la temperatura de sus cuerpos. En caso de que por mera coincidencia se llegara a topar una persona con este animal, existe muy poca probabilidad de que algún acontecimiento negativo hacia la persona ocurra (Domínguez et al., 2018).

El lagarto escorpión es muy tímido ya que prefieren evadir el contacto con el ser humano, utilizando la huida como primera opción, varios métodos de intimidación como segunda opción en caso de que el humano persista en acercársele, y de manera desesperada utilizará el ataque como recurso final.

En caso de que el ataque se realice, siempre por mordedura, la persona tendrá síntomas como sangrado abundante, dolor intenso, acumulación de líquidos, náuseas y debilidad, pero la muerte en muy raras ocasiones se presenta y está en relación con la falta o el incorrecto uso del tratamiento indicado.

Su historia evolutiva

Dado a que el lagarto no es capaz de liberar la toxina en grandes cantidades, suelen aferrarse a la víctima con sus mandíbulas por largo tiempo. Cabe recalcar que las veces que se ha producido el ataque ha sido en cautiverio y como consecuencia de un mal manejo del animal (Domínguez et al., 2018).

La razón por la cual la mordedura no resulta peligrosa proviene de la misma historia evolutiva del lagarto. A diferencia de las serpientes, el veneno del lagarto no está diseñado para matar, sino para defenderse de los depredadores.

Tanto es así que el veneno contiene una toxina llamada Gilatida, la cual está encargada de mejorar la memoria de la víctima y así nunca olvide el suceso emitiendo una futura advertencia (Domínguez et al., 2018; Koludarov et al., 2014).

Respecto a la importancia del lagarto escorpión, existen diversos factores tanto culturales como evolutivos y ecosistémicos, pero en el aspecto médico es donde han logrado sobresalir en los últimos años. Estudios recientes han demostrado que ciertas toxinas del veneno de este animal pueden ser utilizadas para el tratamiento contra la diabetes, el cáncer y el Alzhéimer (Domínguez et al., 2018).

Con respecto a lo cultural, este animal tan emblemático del país ha logrado integrarse en las distintas culturas mexicanas dado al sinfín de mitos y leyendas que se le atribuyen. Por otro lado, en el aspecto evolutivo se ha encontrado que este individuo está incluso más emparentado con las serpientes que con las mismas lagartijas, abriendo una brecha enorme para futuras investigaciones sobre su historia.

Su importancia

Por último, su importancia ecosistémica radica principalmente en que se caracteriza por ser una especie indicadora de ecosistemas saludables, debido a que son muy sensibles a los cambios negativos de los mismos (Ariano et al., 2020).

A pesar de esto, las personas siguen sin entender la importancia de la conservación de este animal. Esto ha ocasionado que el lagarto escorpión se encuentre catalogado como una especie amenazada ante la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT, 2022), lo cual indica la disminución progresiva de la especie que sin existir ningún cambio en las acciones humanas puede llegar a provocar la extinción de esta.

Por ello, es necesario que las comunidades aprendan sobre esta especie y comprendan que es vital mantener un respeto hacia estos individuos por todos los beneficios que brindan y así poder garantizar su conservación. Esta tarea resultará imposible si las personas no dejan de lado las creencias falsas y empiezan a tomar en cuenta la verdad sobre el organismo.

Así como era en un pasado, donde los reptiles eran considerados importantes, la visión de las sociedades tendría que volver a adoptar estos pensamientos, ya que se ha demostrado con fundamentos que si lo son y en un amplio espectro, desde la cultura hasta la medicina.

[1] Egresada de la Licenciatura en Biología de la Universidad de Colima. [2] Profesor Investigador, Departamento de Ecología y Recursos Naturales, Centro Universitario de la Costa Sur, Universidad de Guadalajara

Este escrito forma parte de las actividades finales de la asignatura “Conservación Biológica II” de la Ingeniería en Recursos Naturales y Agropecuarios (IRNA) del Centro Universitario de la Costa Sur.

Referencias bibliográficas

Ariano, D., Mortensen, R., Reinhardt, S. y Rosell, F. (2020). Escaping drought: Seasonality effects on home range, movement patterns and habitat selection of the Guatemalan Beaded Lizard. Global Ecology and Conservation, 23: e01178. https://doi.org/10.1016/j.gecco.2020.e01178

Domínguez, H., Monroy, O., Balderas, C., Gienger, C. & Ariano, D. (2012). Predicting the potential distribution of the beaded lizard and identification of priority areas for conservation. Journal for Nature Conservation, 20(4), 247–253. doi:10.1016/j.jnc.2012.04.003

Domínguez, H., Balderas, C., Manjarrez, J., & Monroy, O. (2018). Conociendo al lagarto escorpión: leyendas, realidad y potencial de una rareza biológica. Revista Científica Multidisciplinaria de Prospectiva, 25(2). https://doi.org/10.30878/ces.v25n2a10

GBIF.org (2023), Página de Inicio de GBIF. Disponible en: https://www.gbif.org (14 de diciembre de 2023).

George, C. (2020). Heloderma Animal on Brown Rock [Fotografía]. Pexels. https://www.pexels.com/search/heloderma%20horridum/.

Koludarov, I., Jackson, T., Sunagar, K., Nouwens, A., Hendrikx, I., & Fry, B. (2014). Fossilized Venom: The Unusually Conserved Venom Profiles of Heloderma Species (Beaded Lizards and Gila Monsters). Toxins, 6(12), 3582–3595. doi:10.3390/toxins6123582

Reiserer, R., Schuett, G. y Beck, D. (2013). Taxonomic reassessment and conservation status of the beaded lizard, Heloderma horridum (Squamata: Helodermatidae). Amphibian & Reptile Conservation, 7(1), 74–96.

SEMARNAT. (2022). Aprovechamiento extractivo de ejemplares, partes o derivados de especies silvestres distribuidos de manera natural en el territorio nacional. Gobierno de México. https://www.gob.mx/tramites/ficha/aprovechamientoextractivo-de-ejemplares-partes-o-derivados-de-especies-silvestres-enriesgo/SEMARNAT429

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad