//

Síndrome Post-Covid 19; el impacto emocional de la pandemia

El Síndrome Post-Covid-19 afecta entre 380 y 2 mil 470 personas que fueron infectadas por el nuevo coronavirus en las regiones Costa Sur y Sierra de Amula; entre sus síntomas destacan la ansiedad y la depresión, las cuales pueden ser igual de graves que los síntomas críticos físicos de la enfermedad.

(Foto: Especial)

Por: Vianney Martínez

Autlán de Navarro, Jalisco. 19 de agosto del 2022. (Letra Fría)- A un año y cinco meses del inicio de la pandemia por covid-19 en México, los estudios científicos médicos en torno a las sintomatologías y pacientes que fueron infectados con el virus han demostrado que esta enfermedad tiene secuelas que no solo impactan a la salud física, sino también la mental.

Anuncios

Numerosos sobrevivientes al nuevo coronavirus no tienen una recuperación completa y presentan una gran variedad de síntomas crónicos durante semanas e incluso meses.

De acuerdo con el neurólogo y jefe clínico de Departamento de Neurología en Ragmone Hospital (Reino Unido) Dr. Francisco Carod Artal, en su última investigación Síndrome Post-Covid-19: epidemiología, criterios diagnósticos y mecanismos patógenos implicados, además de nombrar al padecimiento, indica que entre el 10-65 % de la población superviviente presenta síntomas.

Esto quiere decir que, de los 3 mil 799 habitantes infectados de las regiones Costa Sur y Sierra de Amula, estadísticamente entre 380 y 2 mil 470 sufrieron o sufren de Síndrome Post-Covid.

Un paciente infectado por el virus SARS-CoV-2, además de atravesar por dos semanas cruciales en el que estará en alerta su salud física, tendrá que experimentar 12 semanas más (sin incluir la etapa crítica) de secuelas psicológicas que se presentan en fatiga, disnea, alteración de la atención, de la concentración, de la memoria y del sueño; así como ansiedad y depresión.

En un estudio realizado en mayo pasado por la Universidad de Buenos Aires (UBA), calificó al Síndrome Post-Covid-19, especialmente en cuanto a la ansiedad y depresión, igualmente de grave y alarmante a los síntomas físicos comunes del covid-19 (dificultad para respirar, dolor o presión en el pecho e incapacidad para hablar o moverse).

La ansiedad y la depresión, además de formar parte de las secuelas emocionales, son preocupantes entorno a la salud mental y el círculo médico actual. Es tan común por sí solos entre la población mundial, pero también entre infectados y sobrevivientes por coronavirus: son propensas las personas que provienes de sectores socioeconómicos bajos, menor nivel educativo y quienes fueron internados.

Aunque las y los expertos recomiendan seguimiento psicológico, la UBA encontró que solo una de cada tres personas infectadas con covid-19 recibe apoyo, y de la muestra estudiada, el 67 % consideran no necesitarla.

Pero, ¿Cómo saber si se está sufriendo de este síntoma?

Además de los aspectos anteriormente mencionados, la ansiedad y depresión son tan comunes no solo en este contexto sino en general, es un tanto difícil admitir que se vive en esta situación.

La ansiedad se manifiesta por un estado de alerta, preocupación y exaltación. Físicamente se presentan hormigueos, calor intenso, debilidad en las piernas, incapacidad para relajarse, miedos, mareos, palpitaciones sensaciones de ahogo y sudoración; por su parte la depresión es notable por una constante tristeza, disminución de la capacidad para experimentar placer y energía, así como pensamientos negativos e incluso suicidas.

En el peor de los casos el Síndrome Post-Covid-19 puede orillar al suicidio.

¿Cómo se puede tratar este problema?

El acompañamiento de médicos especialistas en la salud mental es la recomendación principal. Sin embargo, al conocer que la población que ha sido afecta con Síndrome Post-Covid-19 en su mayoría carece de recursos necesarios para contratar servicios terapéuticos, psicológicos o psiquiátricos privados, las instituciones públicas de salud ofrecen asesoramiento gratuito entorno a los problemas especializados.

Por su parte, la Universidad de Guadalajara (UdeG), informó en mayo del año pasado, que a raíz de las secuelas de la pandemia brindaría atención psicológica en toda la Red Universitaria para la población en general, es decir sin necesidad de ser parte del alumnado o profesorado.

Para las personas cercanas al Centro Universitario de la Costa Sur, el contacto destinado es el psicólogo Sergio Zavalza Gómez con número telefónico: 31-7105-8222

En caso de alerta o tentativa suicida, marca al 075 línea de Atención en Crisis SALME ó 3325042020 ó 38333838 ó el 800 2274747.

Edición: Gladiola Madera

Queda prohibida la reproducción total o parcial. El contenido es propiedad de Letra Fría.

Estudiante de la licenciatura en periodismo en el Centro Universitario del Sur, de la Universidad de Guadalajara, con afinidad al periodismo narrativo, de derechos humanos y fotoperiodismo. Corresponsal de Letra Fría en proceso electoral 2021.

Deja una respuesta

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad