/

Color y aroma de cempasúchil invaden calles de Autlán

Foto: Esther Armenta

Desde hace una semana, Juan José Flores, cultivador y comerciante de plantas, llenó su camioneta “Vivero Móvil” para transportar a las calles céntricas de Autlán, la flor icono de la celebración del día de muertos.

Por: Esther Armenta

Autlán de Navarro, Jalisco, 19 de octubre de 2020. (Letra Fría) Todos le conocen como cempasúchil, aunque su nombre científico sea “tagetes erecta”, la flor más popular a mediados de octubre y principios de noviembre, que ya llegó a Autlán para pintar los días con sus 20 pétalos y perfumar a los transeúntes del olor que la distingue.

Desde hace una semana, Juan José Flores, cultivador y comerciante de plantas, llenó su camioneta “Vivero Móvil” para transportar a las calles céntricas del municipio, la flor nativa de México e icono de la celebración del día de muertos.

José Flores, a bordo de su vehículo ataviado de naranja y en compañía de su perro Cande, sale todas las mañanas, como desde hace cuatro años, a comercializar más de 280 macetas provenientes del municipio de Tala.

Foto: Esther Armenta

Para el viernes 16 de octubre, José está ubicado sobre la calle Hidalgo, justo frente a la catedral, ahí, con el cempasúchil de testigo tomando el sol, el hombre de voz paciente cuenta que por día vende alrededor de 20 piezas y conforme se acerca el 2 de noviembre, crecen los compradores.

“La venta está regular, ni buena ni mala, ahorita es regular porque así es por la fecha y por la contingencia pero los días fuertes son el día dos. Este año dijeron que no van a abrir los panteones y la gente dice que la flor la pondrá afuera de sus puertas, no sé si sea parte de otra tradición”, narra.

Prestar sus atributos en la conmemoración de amigos y familiares, es una tarea reconocida del cempasúchil, pero lograr que su belleza no se apague el día después de la ceremonia, es un reto, por eso José Flores recomienda aplicar algunos cuidados como: regar cada tercer día y mantenerla en lugares de sombra o media sombra. 

En el “Vivero Móvil, también hay otras plantas y es que, las flores que lleva en su nombre, son producto del trabajo en casa, donde José cuida del orégano y romero que comercializa en la vía pública junto con el cempasúchil, pero a diferencia de la flor de temporada, los condimentos representan el comienzo de una nueva familia.

“Vendo orégano, hierbabuena, romero, ruda, pero ese lo compran mucho las mujeres jóvenes que se acaban de casar, son las plantas de la nueva familia, ellas me dicen “con este voy a iniciar o este ya lo tengo, me acabo de casar”, explica.

Sin un lugar específico para estacionarse, el “Vivero Móvil” seguirá rodando por la ciudad para ofrecer el cempasúchil que brinde camino a las almas este dos de noviembre.

Foto: Esther Armenta

EA/EA

Periodista egresada de la Licenciatura en Periodismo en el Centro Universitario del Sur de la Universidad de Guadalajara. Tiene afinidad al periodismo narrativo. Colaboradora en Letra Fría desde 2017 y reportera a partir de mayo del 2019.

Deja una respuesta