/

Luz en la oscuridad

Por Jennifer Samantha Luna Flores | Entre percepciones, emociones y cogniciones

Autlán de Navarro, Jalisco. 05 de diciembre de 2022. (Letra Fría).- La campaña 2022 ¡ÚNETE! Activismo para poner fin a la violencia contra las mujeres y la niñas, de la Organización de las Naciones Unidas, propone 16 de días de activismo, del 25 de noviembre al 10 de diciembre (Día Internacional de los Derechos humanos), con el objetivo de mover a las sociedades para solidarizarse con las defensoras de los derechos de las mujeres y apoyar los movimiento feministas en el mundo, evitando con ello el retroceso de los derechos logrados y migrar hacia un mundo libre de violencia de género.

En el día 11 del período de activismo, aprovecho el espacio que Letra Fría nos ofrece en su sección #Opinión, para escribir sobre la violencia que tristemente ejercen mujeres contra otras mujeres, lo que resulta paradójico, dado que es inadmisible que como mujeres seamos parte del problema. 

La violencia tiene múltiples facetas, escalas y clasificaciones, por ejemplo, tenemos la violencia física, emocional, verbal, económica, psicológica, sexual, entre otras; y cada una de estas suele ser ejercida directa o indirectamente por otras mujeres.

La ofensa, la humillación, la descalificación, los prejuicios, son actos de violencia muy frecuentes entre las mujeres, y de los cuales segura estoy que muchas niñas y mujeres la hemos vivido en algun momento, perjudicándonos más allá de lo emocional, ya que puede generar conflictos en el ámbito educativo, personal, laboral, profesional y/o familiar.

Las redes sociales son un medio por el cual resulta muy sencillo descalificar a niñas y mujeres, con un impacto exponencial en cuestión de minutos y en donde resulta muy sencillo emitir una opinión negativa y violentar, escondiéndose tras un perfil falso.

Con estas líneas busco crear conciencia sobre la erradicación de la violencia entre mujeres, y por el contrario, unirnos, apoyarnos y solidarizarnos con otras mujeres que han sido violentadas, actuando desde la actividad, es decir, involucrándonos y apoyando desde nuestra trinchera, por ejemplo, podemos ser orientadoras en situaciones legales, acompañantes en trámites institucionales, servicios médicos o psicológicos, podemos ser empleadoras, motivadoras, etc.

En estos días de “activismo”, les invito, en especial al género femenino a NO desvalorizar los esfuerzos y logros de otras mujeres, a NO JUZGAR, a RESPETAR y VALORAR a cada una de las nuestras, a APRENDER de aquellas que han sobresalido a pesar de los límites impuestos socialmente. Les invito a ser luz en la oscuridad de muchas de nosotras.

Deja una respuesta

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad