«Por favor ya no nos pospongan, podemos trabajar con las medidas necesarias», señalan organizadores de eventos

En estos dos años, los decoradores de fiestas, músicos, fotógrafos y videógrafos, animadores infantiles, banqueteros, reposteros y meseros, han perdido empleos, han resistido y se han profesionalizado para hacer de las fiestas, un lugar seguro. Blanca Tovar, representante de este sector pide "por favor ya no nos pospongan, esto se está volviendo la vida cotidiana, y la verdad muchísima gente depende de nosotros en ingresos económicos”.

Empresaria Blanca Tovar, organizadora de eventos. (Foto: Cortesía)

Por: Vianney Martínez Pérez

Autlán de Navarro, Jalisco. 14 de enero de 2022.- (Letra Fría). Ante la cuarta ola de COVID-19 que también afecta en las regiones Sierra de Amula y Costa Sur del estado, la Secretaría de Salud en conjunto de Protección Civil monitorean constantemente los eventos y fiestas privadas que se realizan en los diversos municipios de la zona.

Como parte de los protocolos establecidos para prevenir la propagación e incremento de casos positivos por coronavirus, el gremio de trabajadores en organización de eventos tiene que obligatoriamente tomar capacitaciones con Protección Civil para la certificación oficial en Prevención de COVID, así como, Retorno Seguro para Trabajadores y Clientes.

Además, es necesario que en cada fiesta o evento privado exista en la área de ingreso una Mesa COVID, es decir, un espacio que ofrezca termómetro, sanitizante para manos y cuerpo y toallitas desechables. Asimismo, el aforo de personas invitadas, que corresponde a un 60 % de la capacidad del salón específico, deberá acudir con un certificado de vacunación o una prueba PCR negativa con 48 hrs de anticipación, la cual será sellada ahí mismo a manera de seguridad compartida.

La representante en la región de los organizadores de eventos, Blanca Tovar, explicó en entrevista para Letra Fría que a diferencia de los bares, antros y restaurantes, las fiestas privadas sí cuentan con protocolos determinados en afluencia de personas y reservaciones. Sin embargo, asegura que la irresponsabilidad de algunas personas provoca que este tipo de reuniones certificadas sean limitadas o simplemente canceladas.

“Les pedimos a los clientes que si nosotros los cuidamos, ellos también nos cuiden a nosotros. Por favor ya no nos pospongan, esto se está volviendo la vida cotidiana, y la verdad muchísima gente depende de nosotros en ingresos económicos”, dijo Blanca Tovar.

De acuerdo con Tovar, tan solo para que un evento o fiesta certificada sea concretada con todos los servicios, al menos se necesitan 50 trabajadores, quienes mayormente son jefas o jefes de familias; el incumplimiento de estas normas sanitarias, paraliza el empleo de organizadores de eventos, afectando el sostén de aproximadamente 250 familias en el municipio, a la par que de la economía local.

Finalmente, la representante del gremio organizador de eventos pidió a la comunidad acudir con empleadores certificados y no realizar fiestas clandestinas, ya que suele ser la principal causa de que se eleven los contagios por coronavirus en la región. Por otra parte, recordó que es importante que en los eventos certificados sigan los protocolos sanitarios, ya que además de exponer la salud de las y los demás asistentes, también perjudica directamente a los trabajadores:

“Tomen conciencia. No nada más se trata de nosotros como organizadores, no podemos trabajar si no tenemos las medidas necesarias, el problema es cuando los clientes no acatan las reglas, porque mientras ellos no son sancionados nosotros sí”, concluyó la representante los organizadores de eventos en la región.

El gremio de organizadores de eventos se integra por coordinadores de fiestas, músicos (bandas, mariachis, etc.), fotógrafos y videógrafos, animadores infantiles, banqueteros, reposteros y meseros.  

VM/GM

Queda prohibida la reproducción total o parcial. El contenido es propiedad de Letra Fría.

Deja una respuesta