/

Un interés nacional

"La pregunta central se debate constantemente entre lo que la ciudadanía aspira a tener como gobierno y de cómo nuestros gobiernos retroalimentan esta relación, con lo que intentan comunicarnos en materia política y de progreso", nos comparte Elden Eloy Chávez en su columna de hoy.

Por: Elden Eloy Chávez | La grilla

Guadalajara, Jalisco. 26 de agosto de 2022. (Letra Fría) Los gobiernos progresistas sufren de un gran dolor, este se devela ante los ciudadanos cuando su movimiento político comienza a institucionalizarse en una dinámica pública, confrontativa entre la opinión que se generó en el seno de dicho gobierno y con las bases de quienes se oponen a estos movimientos, sin distinguir origen ideológico.

Anuncios

El conflicto como una escala constante, su afinidad se puntualiza en el momento que dicho Movimiento con su partido o grupo político se asienta en el poder con las mínimas de las posibilidades de ser relevado, superado electoralmente o bien, demandado para su expulsión por parte del pueblo.

Al generar dicho vínculo estrecho, los movimientos políticos representados en el poder inician un proceso de deterioro, al ver cómo las causas liberales, individuales, o bien, las más sociales, terminaron por desbaratar una concepción, incluso, considerablemente inocente sobre cómo los ciudadanos depositamos nuestra legitimidad, este ejercicio en el poder nos puede llevar a imaginarnos un escenario político en donde los actores terminan por llevar esta relación al plano público.

Un caso ejemplar, la declinación del grupo de la Universidad de Guadalajara por el proyecto progresista del partido Morena, quienes, en esta proximidad se posicionan en lugares convenientes para iniciar su asalto al codicioso estado Jalisciense, entidad no necesariamente famosa por ser prócer de nuevas tendencias democráticas (por más que sea el discurso centrado del actual gobernador).

Siendo honestos, tenemos que recordar que los jaliscienses venimos de dos proyectos nacionales del PAN, un regreso del PRI al poder a nivel federal en pleno siglo XXI y para rematar, estamos en estos momentos gobernados por un partido de centro, que no termina de definirse si es de derecha o de izquierda, pero, que en esta amalgama ideológica se encuentra la más fuerte de sus bases, la personalización política de una figura que sea el abanderado del movimiento político que dice imperar en el estado, la “Refundación”.

Bueno, más allá de un intento de populismo, es necesario rescatar que no lo ejecutaron como tal, sino, que el proyecto de Movimiento Ciudadano en Jalisco tenía intenciones más ambiciosas, dichas intenciones se vieron bien reflejadas en el proceso de institucionalización del partido en el estado, ganando ciudades y regiones importantes, pero, más allá del aparato político, mediático y organizacional, la idea de una tercera vía surgida desde Jalisco, opuesta al centro y a la Ciudad de México, parecería ser un recurso político invaluable, hasta el punto en que dicho recurso dio incluso pie para que un movimiento político local pudiera replicar en 2018 el efecto electoral que tuvo un movimiento político a nivel nacional, como lo fue el fenómeno de la cuarta transformación.

La pregunta central se debate constantemente entre lo que la ciudadanía aspira a tener como gobierno y de cómo nuestros gobiernos retroalimentan esta relación, con lo que intentan comunicarnos en materia política y de progreso; si un movimiento político como el de “La Refundación de Jalisco” tiene la limitación de proteger los derechos y la vida de las mujeres, (además de su representación institucional a nivel local), en luchar por reconocer los derechos sexuales de los grupos minoritarios, la invisibilidad y negligencia política de un congreso local históricamente representado por mujeres que no son capaces de representar, ni de articular, ni de defender, ni de argumentar, ni de simular (por lo menos) alguna lucha, vamos, la que sea por el amor de dios, una lucha no tienen a favor de los grupos vulnerables y menos por las mujeres.

Es de interés nacional un Movimiento político que retome los cimientos de la política nacional, pero que sea capaz de articularse en una nueva era, en donde el orden político nacionalista y centralizado se transformó en un instrumento obsoleto, en donde los límites del Estado no son impuestos por el monopolio de la violencia, sino por las libertades y el bienestar social que se genera gracias a un Estado prudente, pero no ausente, no negligente, un movimiento que sea capaz de desplazar los temores de un México asustado permanentemente por la amenaza del narcotráfico, un movimiento que retome la justicia social como el eje principal de cualquier política ejecutada y de cualquier discurso articulado, un movimiento dispuesto a asumir los temores políticos que nos acechan como ciudadanos pero que deseamos enfrentar al lado de un gobierno digno, un movimiento que no termine en cuotas políticas y económicas, que no replica puertas giratorios, que no permita la perpetuación de la corrupción por medio de la compra de voluntades y de la discrecionalidad, que no sacrifique las urgencias sociales por las necesidades oligárquicas y de preservación organizacional de una comuna cooperativa.

Sí a una “refundación”, sí, una que vele por el verdadero federalismo, aquel que busque descentralizar, una que termine con las cuotas de cuates políticos en congresos, una que vele por la justicia social, Jalisco quiere un movimiento propio y digno de su propia historia, un interés nacional, recuperar la política local.

Edición: MV

*Queda prohibida la reproducción total o parcial. El contenido es propiedad de Letra Fría.*

Licenciado en Estudios Políticos y de Gobierno y Diplomado en Estudios Latinoamericanos por la Universidad de Guadalajara.

Temas de interés y de investigación: Partidos Políticos, Sistemas Electorales, Procesos de Institucionalización y Comunicación Política.

Desde el 1 de julio de 2021 forma parte de Letra Fría.
Correo: chavez.eloy3b@gmail.com

Deja una respuesta

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad