Un letrero en la pizarra | Docentes: vacaciones y pandemia

Por: Carlos Efrén Rangel

Autlán de Navarro, Jalisco. 19 de abril de 2022. (Letra Fría) Le pido que imagine a la profesora de su hijo en el primer sábado de vacaciones, es muy probable que conceptos como pijama, películas y dormir hasta tarde hayan aparecido en su mente. No dudo que algún colega lo haya hecho, y a decir verdad, no tiene nada de malo. 

Anuncios

Llamaron mi atención la enorme cantidad de memes que abundaron en los primeros días de la Semana Santa sobre profes que descansan en largos periodos vacacionales, haciendo patente que permanece la intención de tachar a los docentes de flojos, idea en la que se insistió sobre todo en el periodo de la pandemia que se desarrolló trabajo remoto. Son memes divertidos, hay que reconocerlo, aunque carezcan de verdad. 

Para muestra un ejemplo. El sábado 9 de abril, cuando una buena parte de los docentes ya disfrutaban de sus días de descanso, poco más de 120 maestros de educación básica materializaron el compromiso de trabajar más allá de las horas que permanecen en el salón y acudieron al Tercer Coloquio de la Maestría en Educación Básica (MEB) “La Docencia frente a los Desafíos Pospandemia” que se desarrolló en la Unidad 143 Autlán, de la Universidad Pedagógica Nacional. 

La MEB es un programa de Postgrado en el que los docentes mexicanos se convierten en investigadores de su propia práctica, lo que tiene como efecto transformaciones positivas al servicio de los estudiantes. El Coloquio es un encuentro académico entre todas las sedes que tiene la Unidad 143: Manzanillo, Cihuatlán, Autlán, Unión de Tula y Tecolotlán que se encontraron en el campus, para compartir sin competir el fruto de sus investigaciones. 

La generación que participó como ponentes en el coloquio, vivió la mayor parte de su formación en pandemia. Eso significó que el diagnóstico e intervención ocurrió con la forzosa necesidad de innovar procesos, lo que sin duda dejó conocimientos valiosos que, al ser estructurados sobre una metodología, los convierten en saberes legitimados, con evidencias sólidas y reflexionados a la luz de la teoría y de los enfoques curriculares. 

Fueron diez exposiciones, en las que cada profesora-investigadora (hubo mayoría femenina), expuso a sus colegas reflexiones y experiencias en torno a aspectos de la docencia como la evaluación formativa; fueron muchas las experiencias en las que se llamó a reconocer que en las aulas, como en la sociedad, convivimos personas diversas y que para vivir en paz, es necesario reconocer esa diversidad y atenderla; fueron relevantes también las propuestas de atención a los estudiantes que enfrentan Barreras para el Aprendizaje y la Participación; la manera de promover que niños de una población aislada de Juchitlán valoren su cultura e identidad relacionándose con el mundo a través de la elaboración de un periódico, o expresiones innovadoras como hacer que el teorema de Pitágoras haga más divertidas a las posadas navideñas.

Los asistentes que no compartieron sus ponencias para nada se limitaron a escuchar, todas y todos realizaron un trabajo de réplica, en la que evaluaron a sus compañeros, generaron recomendaciones para fortalecer los planteamientos, pero, sobre todo, hicieron un contraste con el propio proceso que llevan, lo que termina por fortalecer su propia investigación y con eso, ofrecer una experiencia educativa que materialice las orientaciones del tercero constitucional. 

Los docentes mexicanos estamos llamados a resignificar nuestra práctica, a dignificar nuestra labor: la preparación constante, la innovación en los procesos, el producir conocimiento en el campo pedagógico son algunas buenas formas de hacerlo. Y eso, aunque protagonicemos unos cuantos memes, nos garantiza el derecho a que algunos días, nos levantemos tarde y permanezcamos en pijama mientras vemos películas, con la satisfacción del deber cumplido. 

MA/MA

Queda prohibida su reproducción total o parcial. El contenido es propiedad de Letra Fría

Licenciado en Ciencias de la Comunicación y Maestro en Educación Básica.

Actualmente es profesor de español en secundaria y de Maestría en la Unidad 143 de la UPN. Desde los 17 años ejerció como reportero y comunicador en radiodifusoras y periódicos locales en Autlán. Aficionado práctico de la literatura, la crónica taurina y las columnas de opinión.

Deja una respuesta

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad