Marichuy, Tania y Enya, ingenieras de la región que inspiran con su trabajo

A propósito del Día Internacional de la Mujer en la Ingeniería, te presentamos las historias de estas tres poderosas mujeres que viven en Autlán, El Grullo y Casimiro Castillo que nos cuentan por qué son ingenieras. Conoce a Marichuy, Tania y Enya, quienes con su trabajo buscan inspirar a niñas y adolescentes para que se atrevan a estudiar una ingeniería.

Foto: Cortesía.

Por: Vianney Martínez Pérez.

Autlán de Navarro, Jalisco. (Letra Fría).- El 23 de junio fue establecido como el Día Internacional de la Mujer en la Ingeniería por la Women’s Engeeniering Society, con el fin de resaltar el rol de la mujer en el sector e incentivar a que más mujeres opten por estas carreras. Aquí te presentamos las historias de tres mujeres de la región que inspiran con su trabajo.

Anuncios

MEJORAVIT

María de Jesús Garibay Campos (Marichuy)

Tiene 32 años y es Ingeniería en Recursos Naturales y Agropecuarios (IRNA) con orientación en Manejo Forestal por el Centro Universitario de la Costa Sur. Es del municipio de Casimiro Castillo.

Foto: María de Jesús Garibay Campos.

¿Por qué eres ingeniera?

«Creo que desde niña siempre estuve destinada a estudiar la ingeniería en recursos naturales, mi familia fue la que contribuyó a que tomara esta decisión, pues ellos me enseñaron sobre mi entorno de una manera diferente. Porque a pesar de que mis amigos y conocidos vivían en el mismo lugar no habían escuchado de las historias del “tigre” como ellos llamaban al jaguar, no conocían los árboles de mojote y todas aquellas plantas medicinales de las cuales mis padres y mis abuelos usaban desde hace muchos años».

«Mi abuelo se involucró en la creación de la Reserva de la Biosfera sierra de Manantlán y yo escuchaba sus pláticas de que debíamos cuidar el área, un área tan cercana a mí donde pasaba los fines de semana bañándome en el río, viendo las huellas de los animales salvajes, recorriendo y apreciando los paisajes en el cerro y mirando volar a los pericos en libertad, aquellos que en el pueblo solo veía enjaulados. Después mi padre trabajó como brigadista contra incendios y continué escuchando sobre el daño que el fuego les hacía a los bosques, pero también entendí que a los pinos les gustaba el fuego, fue ahí que comprendí la importancia de la conservación de los bosques y por primera vez pude notar los problemas ecológicos que existían en mi comunidad, como la tala ilegal, los incendios forestales, la cacería furtiva y la contaminación de aire y agua ocasionado por una industria azucarera».

Anuncios

APYSA

«Esto dio paso a que mi elección de carrera universitaria fuera Ingeniería en Recursos Naturales y Agropecuarios (IRNA), aunque no fue un proceso fácil, ya que cuando me preguntaban qué iba a estudiar los comentarios que recibía eran: “esa carrera es para hombres” “los trabajos que hacen los ingenieros no son para mujeres” “deberías buscar una carrera para señoritas”, pero me armé de valor, pues estaba segura que como mujer tenía la capacidad y el entusiasmo de convertirme en una ingeniera».

Foto: María de Jesús Garibay Campos.

«Así inicié mi proceso de formación, aunque es importante destacar el motor principal que me motivaba a ser profesionista, fue el regresar a mi comunidad a aportar un poco de mis conocimientos para mejorar el entorno en el cual crecí y así dejarles un mejor futuro a las nuevas generaciones».

«Gracias a los profesores capacitados con los que cuenta la carrera, así como las herramientas que tiene la universidad pude mezclar mis conocimientos empíricos con los científicos y desarrollar habilidades para el manejo y conservación de los recursos naturales. Fue tanto mi interés y dedicación por aprender y convertirme en ingeniera, que durante mis tiempos libres estuve como voluntaria en diversas áreas de investigación dentro de la carrera, también participé en veranos de la ciencia que aumentaron mis conocimientos y ahora en lugar de ver los problemas buscaba soluciones que se pudieran aplicar en mi región. Gracias a mi desempeño académico pude obtener la beca de alumnos sobresalientes con la cual participé como auxiliar de investigación en diversos proyectos científicos de profesores del CUCSUR».

«Después de 4 años de mucho esfuerzo y dedicación me titulé por excelencia académica con una orientación en manejo forestal, lo cual me llena de orgullo y satisfacción. Ahora estoy por finalizar la maestría en manejo de recursos naturales en la que desarrollo una investigación sobre los efectos que tienen las intervenciones silvícolas, en la comunidad de plantas del sotobosque en los bosques de Pinos del Sur de Jalisco, la cual su contribución será importante para el aprovechamiento maderero y manejo de los bosques».

«Ingresé al mundo laboral desempeñándome como directora de ecología en Casimiro Castillo, con lo cual cumplí el sueño de regresar a poner mi granito de arena, rompiendo todos los estereotipos; hoy puedo decir que soy la primera mujer que asumió este cargo en mi municipio».

«El camino no fue fácil, porque como en muchas de nuestras regiones, un área que tiene que ver con actividades agrícolas y forestales esta manejada por hombres, por lo que al principio y a pesar de tener la capacidad y el conocimiento sobre el tema, parecía que ignoraban mis aportaciones, porque no estaban acostumbrados a que una mujer se involucrara en dar soluciones a los problemas medio ambientales presentes en este territorio, aun así logré demostrar que las soluciones no son cuestiones de género, sino del empeño, amor y dedicación que le puedes poner a aquellas cosas que quieres mejorar».

«En esta etapa logré convertirme en la primera mujer que coordinó a la brigada municipal contra incendios forestales, participé en la estrategia de prevención y combate de incendios forestales durante 5 años, inicié campañas para la reducción de residuos sólidos urbanos y de reforestación, organicé la primera estrategia municipal de educación ambiental dirigida a los planteles educativos, además fui pionera dentro de las mesas de trabajo que se organizaron entre el gobierno municipal, estatal y el ingenio azucarero, los cuales buscaban reducir los índices de contaminación causados por el proceso de producción de caña de azúcar, el cual ha tenido serios impactos negativos al ambiente que afectan la salud de los pobladores. En coordinación con la JICOSUR logramos conformar a un grupo de mujeres para la elaboración del café de mojote y la conservación de los bosques, actualmente es uno de los proyectos productivos sustentables más importantes con el que cuenta el municipio».

«Después de 5 años renuncié a ese trabajo y me integré a la Junta Intermunicipal de Medio Ambiente de la Costa Sur (JICOSUR),  ahí  me desempeñé como Jefa de Servicios Municipales realizando labores de sensibilización ambiental y dando seguimiento a la instalación del humedal artificial para el tratamiento de aguas residuales en Cihuatlán».

«En este lapso, me di cuenta que las nuevas generaciones no tienen el conocimiento sobre su entorno, por lo que decidí en colaboración con mi hermano y esposo emprender por cuenta propia un pequeño grupo de educación ambiental al que llamamos “Jaguares de Manantlán”. Los sábados los niños hacen senderismo en parte de la Sierra de Manantlán, en el transcurso realizan avistamiento de aves, reconocimiento de huellas, identificación de insectos, además aprenden sobre las especies de flora y fauna del lugar, al finalizar cuentan con un momento de recreación en el río y en algunas ocasiones han visitado la Estación Científica Las Joyas para conocer más sobre la conservación de los recursos naturales».

Foto: María de Jesús Garibay Campos.

«El jaguar como indicativo de ecosistemas saludables en nuestra región lo hemos adoptado como nuestra bandera. El objetivo de este grupo es que nazca en ellos el amor por el medio natural en donde se desarrollan, para que así cuando se convirtieran en adultos cuenten con una conciencia sobre el cuidado del medio ambiente, independientemente de la profesión u oficio que decidan ejercer; para mí el crear este proyecto es una de las acciones más satisfactorias que he realizado y que creo que contribuye a la protección del medio ambiente de mi región».

«Actualmente me encuentro laborando en la asociación civil FONNOR como especialista en biodiversidad, en donde coordino el proyecto “Coexistencia entre las comunidades y el jaguar en el occidente de México” en colaboración con CONAFOR, WWF México y el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de los Estados Unidos. En este proyecto buscamos capacitar y sensibilizar a las personas de 31 ejidos y comunidades pertenecientes a los estados de Jalisco, Nayarit y Durango, para que protejan al jaguar y su hábitat de sus amenazas. Este trabajo para mi es muy representativo ya que el jaguar siempre ha estado presente en mi entorno cercano, donde ha sido catalogado como peligroso o perjudicial para el humano, por lo que contribuir para cambiar esta percepción con la gente que en verdad tiene el contacto con este felino, ha sido un gran reto, pero al ver los resultados positivos de este trabajo me llena inmensamente de satisfacción».

«En mi tiempo libre me gusta hacer senderismo por los bosques y selvas de Manantlán, también llevamos a cabo por hobbie monitoreo de la fauna por medio de cámaras trampa junto a mi familia, en esta actividad lo que más me emociona es ver en las fotos que aún contamos con animales que van desde venados hasta el puma y jaguar».

«El trabajo y las actividades que realizo como IRNA han aportado gran conocimiento y experiencia que van más allá de lo profesional, porque con ellas he cumplido algunos de los sueños que me he propuesto en la vida, espero continuar preparándome y aportando a lo que más me apasiona, la conservación de los recursos naturales en mi región».

Tania Esmeralda González Robles

Es ingeniera en obras y servicios por la Universidad de Guadalajara (2006-2010), Maestra en ciencias con especialidad en estructuras por la Universidad autónoma de Querétaro (2011-2013) y actualmente estudiante del Doctorado en ciencia e ingeniería de los materiales (2023-2027). Residente de El Grullo desde hace más de 30 años. 

Foto: Tania Esmeralda González Robles.

¿Por qué eres ingeniera?

«Cuando me encontré frente a la decisión de qué carrera estudiar, inicialmente opté por el campo social y de comunicación. Sin embargo, pronto me di cuenta de que eso no era lo mío, así que abandoné la carrera de comunicación con la intención de estudiar arquitectura. No obstante, al analizar los planes de estudio, me di cuenta de que una vez más no estaría en mi elemento. Fue entonces cuando comencé a revisar los contenidos de las ingenierías y descubrí que se enfocan en encontrar soluciones prácticas a los desafíos y problemas que enfrentamos. Esta mentalidad coincidía más con mi personalidad: analizar y aplicar conocimientos para resolver problemas de manera práctica».

«Durante mi trayectoria académica, me encontré siendo la única mujer en mi generación, y en promedio, creo que nunca fuimos más de 10 mujeres en todos los semestres de la carrera. Las matemáticas siempre me resultaron fáciles, y no tuve problemas para relacionarme con mis compañeros. Sin embargo, debo confesar que hubo momentos difíciles, principalmente debido a comentarios machistas de profesores que mantenían una mentalidad tradicional y pensaban que las mujeres no teníamos lugar en el campo de la ingeniería. Afortunadamente, eran una minoría y no dejé que sus opiniones limitaran mi determinación».

Foto: Tania Esmeralda González Robles.

«Desde que completé mi maestría, me he dedicado a la docencia, primero en la carrera de arquitectura y desde hace 4 años en la carrera que estudié (IOS). Me llena de alegría ver que cada vez más mujeres deciden estudiar ingeniería y que no se dejan influir por comentarios machistas».

«A lo largo de la historia, han habido grandes mujeres ingenieras que han dejado una huella significativa en el mundo. Sin embargo, todavía existe una brecha de género en esta disciplina, y es importante que más mujeres tomen la iniciativa y se adentren en el mundo de la ingeniería. La ingeniería es un campo en el que se necesita una amplia gama de perspectivas, habilidades y enfoques para abordar los desafíos y encontrar soluciones innovadoras. Las mujeres aportan una diversidad de pensamiento y una forma única de abordar problemas, lo que enriquece enormemente el campo de la ingeniería».

Enya Roseli E.B

Tiene 28 años. Estudió la Ingeniería en Recursos Naturales y Agropecuarios. La Maestría en Ciencias en Manejo Integral de Cuencas Hidrográficas en CATIE (Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza) Costa Rica y el Doctorado en Hidroinformática, con investigación sobre el análisis de la salud del río a través de ciencia de datos, ciencia ciudadana, inteligencia artificial y sistemas de información geográfica en el Instituto de Educación del Agua auspiciado por la UNESCO (IHE-UNESCO) en Holanda.

Foto: Enya Roseli E.B

¿Por qué eres ingeniera?

«Ser una ingeniera en recursos naturales implica trabajar en la gestión sostenible y el uso eficiente de los recursos naturales, como el agua, los suelos, los bosques, la energía y otros elementos presentes en la naturaleza. Los ingenieros en recursos naturales aplican principios científicos y técnicas de ingeniería para ayudar a conservar, proteger y utilizar de manera responsable los recursos naturales».

«Las responsabilidades de una ingeniera en recursos naturales pueden variar según el campo de especialización, pero algunas tareas comunes pueden incluir:

*Evaluación y monitoreo de los recursos naturales: Esto implica recopilar datos, realizar estudios de campo y utilizar tecnologías como el mapeo satelital y los sistemas de información geográfica (SIG) para evaluar la calidad y cantidad de los recursos naturales.

*Planificación y gestión de proyectos: Las ingenieras en recursos naturales participan en la planificación y gestión de proyectos relacionados con la conservación, restauración y aprovechamiento sostenible de los recursos naturales. Esto puede incluir la implementación de medidas de conservación, la creación de estrategias de uso eficiente de los recursos y el diseño de infraestructuras sostenibles.

*Desarrollo y aplicación de tecnologías sostenibles: Los ingenieros en recursos naturales trabajan en el desarrollo y aplicación de tecnologías que minimicen el impacto ambiental y promuevan la utilización sostenible de los recursos naturales. Esto puede incluir el diseño de sistemas de energía renovable, la implementación de técnicas de conservación del agua o el desarrollo de métodos de reutilización y reciclaje de materiales.

*Cumplimiento de regulaciones ambientales: Las ingenieras en recursos naturales deben tener conocimientos sobre las regulaciones ambientales y trabajar para garantizar el cumplimiento de las leyes y normativas relacionadas con la protección de los recursos naturales. Esto implica colaborar con agencias gubernamentales y otras partes interesadas para asegurar el manejo responsable de los recursos.

*Educación y divulgación: Las ingenieras en recursos naturales también pueden participar en actividades de educación y divulgación para aumentar la conciencia pública sobre la importancia de la conservación de los recursos naturales. Esto puede implicar la organización de talleres, la redacción de informes técnicos o la participación en campañas de sensibilización».

Foto: Enya Roseli E.B

«En general, ser una ingeniera en recursos naturales implica combinar habilidades de ingeniería con una comprensión sólida de los sistemas naturales y una pasión por la conservación y el uso sostenible de los recursos. El objetivo principal es promover el equilibrio entre el desarrollo humano y la protección del medio ambiente para garantizar un futuro sostenible».

«Como mujer, las ingenieras en recursos naturales pueden enfrentar algunos desafíos adicionales en su carrera profesional. Aunque la equidad de género ha avanzado significativamente en muchos campos, la ingeniería todavía está dominada en gran medida por hombres. Aquí hay algunos desafíos comunes que las mujeres ingenieras en recursos naturales pueden enfrentar:

*Sesgo de género: Aún existen estereotipos y prejuicios de género en el campo de la ingeniería. Las mujeres pueden enfrentar desafíos en términos de ser tomadas en serio, enfrentar comentarios condescendientes o enfrentar dificultades para ser reconocidas por su experiencia y habilidades.

*Ambiente de trabajo masculinizado: Los entornos laborales dominados por hombres pueden presentar desafíos en términos de integración, comunicación y adaptación a la cultura organizacional existente.

*Dificultades para conciliar la vida laboral y personal: Las demandas laborales intensivas pueden dificultar la conciliación entre la vida laboral y personal, especialmente en roles que requieren trabajo de campo o largas horas de trabajo.

*Brecha salarial de género: En algunos casos, las mujeres ingenieras pueden enfrentar una brecha salarial en comparación con sus colegas masculinos, lo que puede ser desalentador y afectar la motivación y la satisfacción laboral.

*Falta de representación en la toma de decisiones: Las mujeres pueden enfrentar desafíos para tener una representación equitativa en la toma de decisiones y la planificación estratégica en el campo de la ingeniería en recursos naturales.

Foto: Enya Roseli E.B

«Es importante destacar que, a pesar de estos desafíos, muchas mujeres ingenieras en recursos naturales han logrado superar barreras y alcanzar el éxito en sus carreras. La promoción de la diversidad y la inclusión en el campo de la ingeniería es fundamental para abordar estos desafíos y crear un entorno de trabajo más equitativo y enriquecedor para todos los profesionales.»

«El poder de las mujeres ingenieras en recursos naturales radica en su pasión por la conservación, su determinación para superar desafíos y su capacidad para forjar un futuro sostenible. ¡Sigamos adelante, desafiando estereotipos, rompiendo barreras y dejando una huella positiva en el mundo!»

Edición: MV

Estudiante de la licenciatura en periodismo en el Centro Universitario del Sur, de la Universidad de Guadalajara, con afinidad al periodismo narrativo, de derechos humanos y fotoperiodismo. Corresponsal de Letra Fría en proceso electoral 2021.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad