/

¿De qué va, o de qué iba tener «reinas» en ferias, fiestas y carnavales?

Este viernes el Patronato Organizador del Carnaval Autlán 2023 hizo la presentación oficial de las candidatas a reina de la máxima fiesta del municipio. En este contexto Álvaro Díaz Herrera habla de qué va, o de qué iba tener "reinas" en ferias, fiestas y carnavales.

Por: Álvaro Díaz Herrera

Autlán de Navarro, Jalisco. 14 de noviembre de 2022. (Letra Fría).- Pues bien, para iniciar debemos puntualizar claramente, que para nada se debe comparar una chica que resulta reina de una feria, con las monarquías como formas de gobierno institucionales, ni con auténticos títulos nobiliarios. Pero en definitiva sí son la imagen de referencia que sirven como inspiración por excelencia.

Es decir, son una imagen ASPIRACIONAL para el pueblo, para las masas. A las y los monarcas, reinas, reyes, princesas, príncipes, duques, etc, su privilegiado nivel de vida los recubre de un halo de superioridad que inspira, que seduce los sueños, todos quisiéremos llegar a ese nivel, alcanzar esa forma de vivir inalcanzable.

Anuncios

JRA PROMOTORES INMOBILIARIOS

Y aunque son humanos tan imperfectos como cualquiera, las cualidades y virtudes sobre todo hablando de imagen de la realeza, son de perfección, pulcritud, máxima educación, máxima cultura, máxima elegancia, la más alta calidad y los más altos niveles de todo.

Y pues justamente por este halo de superioridad es que surgen las tradiciones de tener «reinas» en los marcos de fiestas y ferias populares.

Anuncios

APYSA

Que el pueblo dentro de toda la algarabía, y el bullicio de la fiesta tenga esa imagen de una persona perfecta e intocable, que nos recuerde que aspiramos a algo más alto, superior, y aunque nos divirtamos e incluso caigamos en excesos tener ese referente de que debemos ir hacia arriba.

Y por esto mismo que cuando las «reinas» caen en la vulgaridad de lo ordinario, todo pierde sentido.

Anuncios

Cuipala

Volvamos a los casos de monarcas reales. Una cosa es que en ciertos momentos sean asequibles con el pueblo y otra cosa que bajen al nivel del pueblo.

Absolutamente en toda la historia y en todas las casas e instituciones reales y de monarquía los miembros que rompen con los protocolos y ensucian esa imagen son reprendidos y delegados.

¿Qué ha habido miembros de monarquías que han desafiado los protocolos y salido bien librados? Muy pocos, o muy pocas. Pero hasta para eso hay que tener estilo. La inmortal Lady D, que manera y con cuanta gracia y elegancia rompió con protocolos, amistaba con artistas pero ella no parecía artista, ella seguía luciendo como una princesa intachable… Pero son tan sagrados y tan herméticos esos códigos reales que sabemos en lo que puede terminar desafiarlos.

Artista o reina, una disyuntiva que es como un «pleito casado» en la realeza. Una reina o princesa NUNCA debe parecer una artista de show, todos sus códigos y preparación están diseñados para no parecerlo, no deben vestir como artistas, no deben maquillarse como artistas, no deben comportarse como artistas, no deben intimar con artistas, su imagen debe estar lo más alejado posible de una artista de show de entretenimiento, mucho menos de una vedette.

Y no tiene nada de malo ni ser vedette, o bailarina exótica, o gogo dancer o modelo de contenido para adultos. Pero el impacto visual de la belleza de una vedette o show woman no se mezcla ni se compara NI POR ERROR con la gracia imponente, la distinción y la elegancia sublime que debe proyectar una reina, son conceptos de cualidades tan distintas como el agua y el aceite. Hacerlo o intentar hacerlo resulta una infamia imperdonable.

Y la realidad es que actualmente por lo general las dinámicas de reinas de ferias, carnavales, certámenes de belleza, etc, están tan sumamente vulgarizados y banalizados que han perdido su más noble esencia de ser. A veces pareciera que ya ni siquiera son bellezas y ni tampoco reinas. En ocasiones debido a que la personalidad y el estilo de las chicas no da para proyectar la esencia de una «reina» o también debido a los comités que se pierden totalmente en la correcta dirección y organización… o a veces se debe a las dos cosas y se ve cada caso tan impresentable.

Ojalá podamos apreciar nuevamente ese desplegado de glamour y elegancia que por tantos años distinguió la tradición de la reina y la princesa y verdaderamente en ellas, se vea reflejado que se ha elevado el renombre y la calidad de nuestro carnaval.

Autlense. Diseñador de Modas de profesión, egresado con honores de CDM México. Más de 18 años activo e inmerso en el mundo de la moda, el estilismo y la imagología. Ha vestido en nuestra región a reinas, princesas, manolas y viste a las mujeres más distinguidas. Su trabajo ya ha cruzado fronteras a pesar de seguir en el terruño. Multifacético, diseñador, artista gráfico, escritor, deportista, columnista, polémico y elegantemente extrovertido. En su trabajo es impecable, en su opinión asertivo, en su imagen es un camaleón, en su arte es pulcramente irreverente. Directo pero respetuoso. Una mente sumamente creativa, cuestionante e inquieta, libre. No obedece a dogmas, clichés ni tapujos. Auténtico y transparente. Hombre resiliente, propositivo y aportativo.
Correo: alvindays_granadeer@outlook.com

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad